lunes, noviembre 6

universo


sábado, octubre 28

Piedras de río en un lago gigante

Creo que la forma que tiene mi cerebro de explicar que estoy en un lugar ya organizado y donde me conocen y donde evidentemente viví, pero que no recuerdo, es hacer como que tuve amnesia o algo así. Ah, estoy hablando de los sueños. Es como que yo sé que medio soy una intrusa, o que no recuerdo nada, pero el resto me conoce (y no les digo que no recuerdo nada). Es un poco divertido ir descubriendo un montón de cosas y que la gente ya tenga confianza conmigo, pero la verdad es que no ayuda a mi trastorno de ansiedad o como se llame (especialmente en lo social). Ahí la pifiaste, cerebro. Ayudame un toque, no me hagas estar tensa en un sueño. 

Lo bueno de ser una tensa es que tengo los músculos bien ejercitados aunque no haga otro deporte.

Estaba en una costa hermooosa, de un lago gigante, con piedras redondeadas y coloridas que entraban justo en la palma de mi mano, con partes de arena, con islas de roca cerquita. Pasado el shock y reconocimiento iniciales (ah, pude volar para ver las islitas de cerca), yo estaba re feliz por estar en un lugar tan paradisíaco. Pero la gente estaba rara, como en modo supervivencia. Con algún peligro constante. Yo re naive (suelo serlo, y también preocupona de más). Estaba mi hermana y algunas personas más, no muchas. Pasó un grandote de barba y pelo morocho por la costa -en ese lugar era todo tan genial que se podía vivir con la mitad del cuerpo en el agua-, y le tiré onda. El chabón -aunque parco- dejó notar que estábamos juntxs. Yo, sabiendo mi situación de venir de afuera pero ya perteneciendo, pensé "¡uh, copado! ¡ya estoy con él!". Después, aflojó con la parquidad y me dijo "esta noche hago chapatti de legumbres en mi casita de barro, vengan". ("uy, es hippie... y bue". También pensé que qué grosso que pudo construirse una casa en la situación en la que se vivía, así, de supervivencia, de naufragio -en este u otro mundo-, de post-guerra, de post-apocalipsis, algo así). Yo vivía en una carpa/inflable naranja gigante muy copada.
Aunque estaba medio mal por saber que no pertenecía, también me sentía libre. En parte por el lugar (incluso lo post-apocalíptico me hacía sentir libre) y en parte por sospechar estar en un sueño. A veces medio que vivo la vida así un poco. Todxs lo hacemos, seguro. Espero.

Me olvidé un poco cómo escribir. No fluyo. Debe ser que no leí más.
(Un amigo una vez comió "brownies especiales" y, al ser instado por mí a escribir en mi agenda (la eterna guardarecuerdos, tocaré ese tema más adelante), dijo, birome en mano: "¿cómo se escribe...?", "¿qué?", "no, ¿cómo se escribe?!". No era la ortografía de una palabra. No le salía escribir).

Quiero escribir un "elige tu propia aventura" para mis hijos. Debería escribirlo y ya, sin todas las pretensiones que tenía. El otro día leí un par y la verdad... re puedo. Me pidieron que lxs protagonistas sean ellos, Amelia, Amanda... Pero no sé, me da cosa andar matándolos/as.

Estuve mandando mails a las cuentas de correo que les hice a Casiel, Elián y Amelia. Espero que eso funcione. A veces me da cosa guardar tantos recuerdos en Internet: acá, en mi mail, ahora en esos mails (cuya única función es guardar recuerdos, justamente). ¿Y si pasa algo y se pierden? Igual, qué tanto guardar, guardar, si un día me voy a morir. Jajaja.

Le conté a Casiel que siempre quise tener un novio que me saque muchas fotos (o algunas fotos, lindas, artísticas), y no tuve (eso que hubo/hay un par con conocimientos y gusto por la fotografía, con ellos pensé "¡bien, por fin!". Pero no. ¿Qué onda?). Con mi alma de documentalista (como dice mi papá)  o documentartista (como me dijo mi pareja), es duro no tener fotos lindas y naturales mías. Había pensado decirle a mi pareja que quiero al menos UNA foto con Amelia y la teta afuera, dormidas a la mañana temprano. Baby steps. No pedirle un Doisneau sino poner una meta fija.
Ese mismo día Casiel me pidió permiso para agarrar mis celulares cuando quisiera, para hacerme una sorpresa. Más tarde descansaba en el sillón con Amelia dormida en brazos, y sentí un ruido. Era Cas sacándome fotos.
Es un hermoso. Me dijo "no hace falta que sea un novio, puede ser alguien que viva con vos y que esté mucho tiempo con vos". Mi hijo, mi hermoso y genial hijo. Morí de amor, obvio. También me sacó una foto más tarde, en el taller de niñus, dando teta con la mochila.


miércoles, agosto 30

Yo quiero ver un tren

Hace unos días me gustó este tema:


(Kevin Morby - Slow Train)

Y hoy me gustó este:


(Blaze Foley - Clay pigeons)

Ah, pero me gustó esta versión, creo:


(John Prine - Clay Pigeons)

---

La letra del primero:

Slow train
Don't you know my pain
Swim through my veins
On a slow train

I am lost all around
I am barely on the ground
Around the bed comes a slow train
Train

Release the fire out of me
I don't wanna burn from the inside
And I don't know my name
And I don't know my purpose
I just know my place on the slow train

Standing on the platform, waiting for that train
Son, you are too late now, train already came
Waiting out the rain now, waiting for that sun
I'm waiting on a train that's already gone
Gone

Release the fire out of me
I don't wanna burn from the inside
And I don't know my name
And I don't know my purpose
I just know my place on the slow train

A slow train coming, a slow train gone
A slow train coming, a slow train gone
A slow train coming, a slow train gone
A slow train coming, a slow train gone
---

La letra del segundo:

I’m going down to the greyhound station
Gonna get a ticket to ride
Gonna find that lady with 2 or 3 kids
And sit down by her side
And ride until the sun comes up and down around me about 2 or 3 times
smoking cigarettes in the last seat trying
to hide my sorrow from the people I meet
And get along with it all
Go down where people say ya'll
Sing a song with a friend
Change the shape that I’m in
And get back in the game
And start playing again

I’d like to stay but I might have to go to start over again
I might go back down to Texas I might go somewhere that I’ve never been
And get up in the morning and go out at night
And I won’t have to go home
Get used to being alone
Change the words to this song
And start singing again

I’m tired of running round looking for answers to questions that I
already know
I could build me a castle of memories just to have somewhere to go
Count the days and the nights that it takes to get back in the saddle
again
Feed the pigeons some clay
Turn the night into day
Start talking again when I know what to say

I’m going down to the greyhound station
Gonna get a ticket to ride
Gonna find that lady with 2 or 3 kids
And sit down by her side
And Ride until the sun comes up and down around about 2 or 3 times
smoking cigarettes in the last seat
trying to hide my sorrow from the people I meet

And get along with it all
Go down where people say ya'll
Feed the pigeons some clay
Turn the night into day
Start talking again when I know what to say

---

¿Qué pasa con los trenes, y la soledad, la resignación a la tristeza, la sensación de inminente y necesario o inevitable pero desesperanzado y agotador cambio?

Ah, el blog es más que nunca sólo para mi y para guardar recuerdos. Digo, por lo embolante para el resto de la gente. Aviso, nomás.


lunes, agosto 28

Quiero verte reir

Recién nos levantamos con Amelia de una siesta de esas medio feitas porque te despertás de noche y con todas las luces apagadas. Fui prendiendo las luces más tenues primero y después íbamos por la casa iluminando todo a nuestro paso, y al llegar al comedor la vi mirar mucho un punto. Le dije "¿qué ves, la luz?"... "¿qué ves, el cielo?".


Amo esa versión. Y la canción. La suelo cantar con mis hijos. Una mañana de otoño iba en bicicleta, Elián en el asientito de atrás, e íbamos cantando eso; nos cruzamos con mi pareja y él se llenó de amor. Lo único, a veces le cambio la parte de "no importa tu nombre". Digo otras cosas. Por feminismo, qué se yo.

Amelia se irá acostumbrando a mis frases Spinetta. No uso "nena boba", eh.
Cuando con el papá vemos que se rie dormida lo decimos y nos miramos cómplices.

Hoy en un SMS me pusieron "Dale, GRACIAS!" Y contesté "dale gracias".
El otro día en otro mensaje puse "dale gracias" y después "Spinetta" pero no me entendieron. jaja.

---

Quiero hacer mates Spinetta de nuevo, y no me decido con las frases. ¡Son infinitas!

---

Iba a poner más cosas pero pasó el domingo y se me complica. Mentalmente, más que nada. Ahora, por ejemplo, tengo una beba cagada a upa, una niña en remojo en el baño, un niño haciendo la tarea y otro arriba. Y me tocan la puerta. Chauuu

lunes, agosto 21

Mi cumple 2015

Encontré un borrador en mis mails (la carpeta de borradores de mi gmail es lo más, está para quedarse horas leyendo, puede haber de todo, es mejor que el lado B de los discos) que describe el 12 de enero de 2015, mi cumple hace dos años y medio.
Copio tal cual.

---------------------------


me gusta leer en los arboles en la plaza pero sé que es ahí donde se hace pis.


¡Mi cumple!
Mi cumple fue especial. Me desperté (ah, después de festejar el cumple de mi hermano y de robarle el feliz cumple a las 12), mis hijos y yo hicimos fiaca. No tenía que trabajar ese día. Tipo 12 decidí salir a callejear con los nenes, ir a una plaza, decirle a una amiga que nos encuentre por ahí. Armé una mochilita (la de Tyronne) con termo vacío, yerba, bombilla y mate; la llevó Elián.
Llevé la cámara de fotos. Cuando habíamos caminado una cuadra le dije a Casiel, que cumple 17 días antes que yo: "¿Ves? este era el negocio de globos de helio que estaba cerrado en tu cumple". Y seguimos caminando. En la esquina me di cuenta: ¡Tenía en mi carterabolsomorral los globos perlados que eran para el cumple de Casiel! Volvimos esos metros y los inflamos. 
¡Cambió la callejeada! Caminar fue mucho más divertido y colorido.
Les dije a los chicos que estos globos tenían la suerte de que los paseen, en vez de quedarse atados en una casa. Que les íbamos a mostrar el mundo. Se dedicaron varias cuadras a contarles a sus globos lo que íbamos viendo ("eso es un perro", "esa es una vidriera", "ahora vamos a cruzar la calle", "eso es un cartel").
Pasamos por el negocio que vendía los lanza aguas. Compramos uno que teníamos que reponer para Cas (días atrás estábamos en el lago de campamento y nos encontramos con una familia amiga; la niña menor cumplía años y con Cas decidimos regalarle ese juguete que habíamos llevado).
Seguimos camino, disfrutando del día hermoso y de los globos y de mi cumple.
Jugaron con otro nene, usando el lanza agua en el laguito de la plaza pero llegó un momento en el que se los censuré (la mamá del nenito tuvo que rescatar el lanza agua del laguito)
Y pasó Edu con sus niños a darme un regalo: un libro sobre Spinetta, dedicado por su autora. :)
Charlamos un ratito, los 4 niños jugaron en una nave espacial, él llevó a Eli a hacer caca (!) y de paso me trajo agua para el mate en el termo antes vacío, y se fueron.
Le escribí a mi amiga y estaba por almorzar pero me dijo que le avise dónde iba a estar para acoplarse en un ratito.
De pronto Cas tenía que ir al baño, también. Mi papá trabaja ahí nomás de esa plaza así que lo llamé y fuimos ahí, con nuestros 7 globos flotantes.
Cuando Casiel estaba en el baño, Eli recorrió caminando una manguera del patio del lugar, como si fuera un laberinto o un camino todo enroscado y entreverado. Cuando salió Cas... ¡hizo lo mismo! Mi papá estaba sorprendido.
Me acordé de una hippie o new age o nosequé de Estados Unidos que hacía caminar a alguna gente por un recorrido/laberinto hecho con piedras en su patio.
Salimos y fuimos a unas hamacas de ahí cerquita. Charlábamos, estábamos muy alegres.
Ahí me di cuenta de que tenía hambre.
¡Qué mates ni qué mates! Se me ocurrió ir a la cervecería de la esquina, que tiene un lugar de juegos para los nenes. Les pregunté a ellos y se re coparon.
Le escribí a mi amiga diciéndole que iba a estar ahí, y me dijo que en un ratito estarían por ahí.
Llegué al lugar, elegí una mesa de afuera, até los globos a mi cartera y los chicos se fueron a jugar. Empecé a ojear y a leer mi regalo. 
"Buen libro, ese", dijo el mesero. Yo sonrisa y "no lo leí todavía. Me lo regalaron porque es mi cumpleaños". Y me dijo que iba a poner Spinetta.
¡Puso Pescado 2!
Yo leía el libro, sonriendo, escuchando, y era golpeada suavemente de vez en cuando por un complot entre viento y globos, que me recordaban que era mi cumple. Llegó la comida (muy rica y muy Ceci: papas con crema y panceta y roquefort y cebolla de verdeo y.... uh, tengo hambre!), llegó la cerveza... Y un ratito después llegaron mi amiga, su hija y su hijo.
Nos divertimos mucho, estuvo hermoso.
En algún momento desapareció un globo rojo (el de Eli) y me acusó: no sacado, no triste, pero onda "VOS dejaste volal mi globo", tranquilo y mirándome muy seriamente (no sé a quién salió).
Es verdad: era mi culpa, lo había atado a mi chopp. ¡Ni rastros del globo!
Pero le di otro globo rojo. Yo todo el tiempo me acordaba de la peli "El globo rojo". Cuando era chiquita un vecino -que parece había comprado o tenía un proyector- nos invitó, a las familias de las casas-chacras cercanas, a ver esa peli. Me quedó muy marcado ese momento.
Después vine a mi casa y no sé qué hicimos. Algo tranquilo y lindo, seguro.
Mi mamá nos buscó y me llevó a comprarme el regalo, me regaló una camisola roja muy roja y una pollerita corta pero con volumen y vuelo, de tonos marrones y violetas.
Después fuimos a lo de mi papá a cenar, apagué de nuevo las velitas en una torta que se había dedicado a hacer -sufriendo un poco, pobre, la tensión de tener hermanas pasteleras, qué tonta- toda la tarde mi hermana Ana. Estaba re rica. Estuvo lindo.
Al día siguiente hice feria. Mi vecina genia me regaló una plantita (Elián le arruinó la sorpresa diciéndole que tendría que regalarme una! jaja): un trébol africano. Unas ferias atrás yo había mencionado que alguna vez le iba a dar una oportunidad más a esa planta. Hasta ahora viene bien, si no vive, adoptaré una cretona. Me gusta de las cretonas que mi vecina, Sofi, dice "las cretonas son como los hijos, cada una es distinta". Y es verdad.
Y el vecino de enfrente me regaló una tabla y una espátula para pizza.
La música es muy importante para mi, en mis posts de cumples la suelo mencionar. Ojalá el de la cervecería sepa lo que me generó al poner ese CD. Creo que con mi cara de felicidad, rodeada de globos de colores, se lo dije.
Es verdad que el trasfondo de mi cumple es que también estaba muy triste (y tantas emociones más) por estar separándome o haberme separado. Pero con un poco de impulso (with a little help from my friends, you are the wind beneath my wings, etc), fue lindo. Lo que me importa es que salí (con esos hermosos hijos que tengo), disfruté, hice cosas nuevas (nunca le había hecho un tour por el pueblo a 7 globos de helio), y relativicé lo que me dolía, poniéndolo dentro de lo que es TODA mi vida.

------------------------------





Me hizo reir y me gusta la frase colgada al principio del texto. Casi la pongo de título del post. 
Aguanten los borradores.


Caspinetteli

Buqué en mis mails "Spinetta" para encontrar una selección de frases que había hecho para escribir en mates, y encontré dos borradores que contienen interacciones Spinettosas con mis hijos.

--------------
y de spinetta?
Spinetta es una comida?
no, es un  bonito

es un bebe_
no, es un señor, y ya se murio
de que:
de cancer
y que es_:
es una enfermedad
y te cansa?

Y me mopri de risa y vine a la compu

Y eli me dice ""le escribiste a spinetta__"
Y cas "eli, no ercordas que spinetta ya se murio?"

---------------
Me gusta así copy paste, no sé qué me pasaba que escribí así.
Es de hace casi tres años.

---------------

Escuchando Pescado II
Estaba con mi hijo de 4 a upa en la compu y le digo "vamos a poner a Spinetta". Y me pregunta "¿Por qué te gusta tanto Spinetta?". Lindo. Obvio que le expliqué que es lo más.
Le dije que elija qué escuchar.
Primero le di a elegir cosas como "almendra", "Invisible", "Pescado Rabioso", 

-----------------

Creo que ya conté que personalizaron un zombie en el juego Plantas versus Zombies y es el zombie Spinetta.

Es él:


martes, agosto 15

Hola

Es la primera palabra de Amelia.
Desde hace un mes o más.
Hola. Linda palabra 💕


El otro día me desperté un poco, ella jugaba con sus manitos, su cabeza apoyada en mi brazo y su cara frente a la mía. Le dije "hola", semidormida; Amelia me respondió lo mismo y siguió jugando. La mañana siguiente, al abrir los ojos, vi que ella también estaba despertándose, y cuando hicimos contacto visual me dijo "hola". ¡Hermosa! Grossa.
Nos saludamos todas las mañanas, y también saluda a otras personas cuando las ve.


lunes, junio 19

Nieve, gripe y Benedetti

Amelia y yo saliendo de una gripe o algo así. Mucho mimo y cama (aunque no tanta porque mi cuarto es una heladera). Afuera nieve, mucha. Adentro estos días hubo poca luz (eléctrica).
Ella con sueño y yo con congestión y ganas de aprovechar unos mates que hay en la mesita de luz. Llora. La agarro pero me doy cuenta de que chau mates. Le digo "pará, hagamos un trato, dijo Benedetti. Me tomo un mate y listo, dormimos". Ella entendió.
Ahora duerme en mis brazos y escribo esto.
Me dicen que le saque una foto en la nieve para que quede el recuerdo (y cuando alguien mencione la gran nevada del '17 Amelia tenga un registro de que estuvo ahí), pero me da fiaca. Y eso que soy documentalista. Gana la gripe. Le saqué a una bandurria, desde adentro. ¿Cuenta?


Ayer hablé de escritoras, escritores, de les pas perdus, de Orlando, de feminismo (pero siempre hablo de feminismo). Lástima que estaba sola. No, mentira, conversé.
Amo la literatura. Desde el embarazo que no leo. También pensaba escribir, tipo Elige tu propia aventura pero mas moderno y menos machista, para Cas y Eli (y Amelia). Mi hermana se prendió y abrimos un google docs compartido para que vaya tomando forma. Tuvimos un par de ideas estructurales copadas, también. Pero ahí quedó todo (fue hace meses).
Quizás lo retome.
Igual, como digo siempre: si ni le escribo una carta a mi abuela...

A este ritmo lo único que va a haber mío para que lean es este blog.

lunes, abril 24

Cansada

Volví a encontrarme a la noche.
Es el único momento más o menos tranquilo que tengo (alguna teta de vez en cuando).
Igual debería descansar, mansas ojeras tengo. Sí, son mansitas ;)

A veces me olvido de comer (se me va pasando) y si duermo un ratito sueño con comida.
Me acordé porque tengo hambre.

Iba a escribirle a varias amigas; fui pasando de una a la otra y desistiendo cada vez, por miedo a que les suene el celu, y es tarde. Así que.... hola.
Por eso estoy bastante incomunicada. Lo mismo con mi hermana menor, que está en Inglaterra.
Es feo sentir que hay mucho que ibas a decir y no lo hiciste. Queda en la nada (esto me hizo acordar al tema "la espera" de Spinetta. Y lo puse).



Me hice flequillo. Yo no, el peluquero. ¡Es muy loco! No tenía flequillo desde que era una niña. Hace veintipico de años.

No sé por qué escribo medio raro. Ando medio rara. ¿Será el puerperio? Ni idea.

Me gusta mi "rareza". Sí, debe ser el puerperio. And I embrace it (no sé cómo decir embrace). No lo rechazo, al contrario.

¡Ah, no conté acá que parí, nació Amelia!!! Estoy enamoradísima de ella. ¡Es muy lindo poder vivir esto!!!
Amelia hermosa.
Y nada de puerperio depre de no hallarme en mi cuerpo y esas cosas. Si estoy depre es por otras cosas. Estoy feliz con mi cuerpo, es muy grosso. Flasheo. Es muy grosso y hermoso todo esto que fui viviendo.

Hoy recibí una cartita de mi abuela, y Casiel y Elián también. Le voy a escribir pronto. No sé por qué, por ejemplo, no lo hice ahora aprovechando el rato, la noche, y mis dos manos disponibles. Mañana.
Ah, también podía trabajar. Bue.

Me molesta y me gusta que en muchos lugares de este post repito una palabra, tipo en el renglón de abajo. Ahora, por ejemplo, repetiría "lugar". No es para que me relean, menos este post raro.
(repetí post!).
Ni ganas de editar.

Hoy leí una poesía de e e cummings, en inglés. Me encantó.
¡Quiero leer! Tengo ganas de ciencia ficción y también de las novelas que me gustan a mi. Y tengo ganas de leer pero libros que ya leí (de esos dos géneros (sí, "las novelas que le gustan a Ceci" es un género)). Quizás lo haga.

Este es el poema

You are tired,
(I think)
Of the always puzzle of living and doing;
And so am I.

Come with me, then,
And we'll leave it far and far away -
(Only you and I, understand!)

You have played,
(I think)
And broke the toys you were fondest of,
And are a little tired now;
Tired of things that break, and -
Just tired.
So am I.

But I come with a dream in my eyes tonight,
And I knock with a rose at the hopeless gate of your heart-
Open to me!
For I will show you the places Nobody knows,
And, if you like,
The perfect places of Sleep.

Ah, come with me!
I'll blow you that wonderful bubble, the moon,
That floats forever and a day;
I'll sing you the jacinth song
Of the probable stars;
I will attempt the unstartled steppes of dream,
Until I find the Only Flower,
Which shall keep (I think) your little heart
While the moon comes out of the sea.

e e cummings

---

Me voy a acostar, con mi flequillo húmedo. veremos cómo me levanto, quizás como Heidi o como un pibito de dibujitos japoneses que me olvidé el nombre. Veremos sin mayúscula, soy re cummings.

Igual no me voy a acostar ya. Me chamuyo.

martes, febrero 28

Parra, parir, plancha, sueños de Casiel.

Estoy comiendo uvas de la parra que hay en mi casa. Amo eso.

En cualquier momento paro. Nace Amelia.

Cas y Eli son lo más.
Y me acompañaron en este embarazo de una forma tan hermosa...
El otro día fuimos al lago lxs 3 (bueno, lxs 4) fue muy lindo. En un momento Eli tenía una vaquita de San Antonio en la pierna y pidió el deseo de que no me duela mucho el parto. Bonito.

En el lago la gente me mira mucho. Tengo mucha panza pero de atrás no se nota que estoy embarazada. Y nado, es re lindo. Hice la plancha para que los chicos se rian, jeje.

Cas el otro día soñó con una nena y charlaban y ella le decía que ella era real, que estaban en un sueño de ella. Dice Casiel que el hecho de que la nena no le creyera que él también era real es una señal más de que ella es real. ¡Me encanta!

Podría contar mil cosas de ellos. Y si las pongo acá no me olvido. Creo que soy documentalista, como dice mi papá (de mi/nuestra vida). Para después disfrutar de todo lo que guardo.
Una vez leí algo y desde ese momento tengo ganas de ponerlo en práctica. Pero no lo hago :( . Abrirles un mail (uno a los dos -bueno, a Cas, Eli y Amelia-, o uno a cada unx), e ir escribiéndoles mails con anécdotas, cosas que dicen, fotos, grabaciones, cosas que van pasando. Y cuando son grandes les paso el mail y la clave y tienen un precioso baúl de recuerdos.
Quiero hacerlo.
También desde hace mucho quiero escribirle una carta a mi abuela. No sé por qué no me sale. Gracias a las uvas escribí esto acá, que ya es algo.

Estoy eligiendo música para el parto. Veremos si la uso.

martes, noviembre 1

Los perros fueron lo peor, igual

No da
buscar una tijera en el escritorio ...

de la compu.

---

Hace unas semanas mi hermana Ana iba a caminar de noche las cuatro cuadras que separan mi casa de su casa y, para acompañarla un poco, le dije que vayamos hablando por celular. Me dijo que bueno, y al toque que mejor no, porque quizás eso hacía que le roben el celu.
Yo le dije "pero, ¿qué es lo que querés? ¿que no te roben o que no te violen?" y ella "que no me hagan correr".
Es muy graciosa.

Y es muy triste que tengamos que tener esas charlas y esos cuidados.

domingo, octubre 2

Ah, pero es "poner huevo".

Hoy descansé
Amagó una tímida o haragana tristeza (creo que ni ganas tenía de existir) pero la eché, amorosamente.
Mientras calentaba el agua para los mates fui a soltar a las gallinas. No pusieron huevos hoy.

A las gallis de la otra casa las soltaba después del mediodía, y a esa altura ya habían puesto huevos. Acá quise hacer lo mismo y si no habían puesto les decía "¡hasta que no pongan huevos no salen!", pobres. Después me enteré de que las gallis necesitan sol para ponerlos, y en este gallinero no pega el sol. Ups. Así que creo que las voy a soltar más, pongan o no. El miedo es que pongan en los matorrales. Ya veré. Sospecho que les gusta el nido, igual.
Yo había pensado todas las personas a las que les iba a dar huevos, pero... lo veo complicado, a este ritmo. Para nosotrus alcanza.

Puse el agua en el termo y me di cuenta de que con lo hermoso que estaba afuera, quería tomar sol y mates con mis gallis. Agarré una mantita y una libreta (y mis listas de la semana) y me tiré en el pasto.

Canjeé al gallo Salvador por tres gallinas. Estuvo buenísimo. Así que son FridaPizarnika (le corté 5 plumas de un ala, pobre, es bastante salvaje y se fue a lo de la vecina el segundo día que estuvo acá), Austen (galli de campo, muy pancha ella), y Simoneta.

¡Pegaba bastante el sol! Si no fijo las vitaminas con esa horita al sol no sé con qué se fijan :p
Y me puse de un ánimo re lindo.

Recién me di cuenta de que quizás la frase "pongan huevos" no es tan androcentrista si se piensa que son las gallinas las que ponen huevos.

Tengo bastante trabajo y tengo listas de cosas para hacer.

Mientras tomaba mates y sol escribí una lista para no olvidarme la actitud que quiero tener, el enfoque, y cosas a disfrutar. A veces encuentro listas o notas de temporadas pasadas y estaba re bueno lo que ponía. A tenerlo presente.

Algo que me puso muy contenta hoy: ver como la bola de cristal facetada (¿prisma se llama?) que compré el otro día -y puse hoy- llena de colores este ambiente.

Me llama un rayo de sol, que no es el último. ¡Me voy afuera otro rato!

domingo, septiembre 11

Hijos, o hijos e hija.

El viernes Cas y Eli se despertaron temprano, y los escuchaba charlar desde mi cuarto. Muy lindo despertarme así. Divinos.
Bajamos, y mientras les preparaba la avena subieron de nuevo a buscar un buzo para Casiel. Escuchaba lío arriba, y tardaban, entonces les pregunté qué onda. "No subas, má, estamos haciendo una sorpresa". Boniitos. Bajaron, con el mismo hermoso humor que tenían, desayunaron, y al ratito se fueron para la escuela. Quedamos en que yo veía la sorpresa cuando subía.
Habían hecho sus camas... ¡y la mía! Más tiernos... Morí de amor.
Y cuando llegaron de la escuela me preguntaron si me gustó la sorpresa.
Me hacen muy feliz.
Son lo más.
Hoy me toca a mi hacerles una sorpresa para cuando vuelvan de lo de su papá, que es ponerles el cuarto más lindo (está muy post mudanza). Acomodar sus libros, muebles, adornos -si llego a hacerlo.
También pensaba de sorpresa traer a las gallinas (bueno, a Frida y Salvador), pero mejor vamos mañana con ellos: más divertido, y de paso visitan nuestra casa anterior.
Mi papá y mi amiga Luna me ayudaron a hacer el gallinero en la casa nueva. Mi papá sufría por la precariedad (son palets unidos contra un galpón, atados con alambre, y techo de nylon), pero a mi me re gusta. Tienen hasta una habitación. Veremos qué onda, seguro cuento por acá (tengo un post eterno de nuestra experiencia con las gallinas en los últimos años, pero nunca lo termino para publicarlo. Algún día).

---

- Estoy embarazada  



- ¡Nos mudamos! De nuevo, al pueblo. Re linda y grande la casa, pero no sé bien cuánto nos quedaremos acá. Otra cosa que ya veremos.

- Me separé, hace un mes. Y justo tenía que hacer reposo absoluto por el embarazo así que fue extra difícil. ¡Movidita la situación! Pero es para mejor, voy a estar re bien. :)

- Mis hijos son lo más (por si no lo sabían). Ahora con el embarazo rebalsamos de amor a diario. Jajaja. Es inexplicablemente hermoso compartirlo con ellos. Son (bueeeno, somos) puro amor. Desde el momento en que se enteraron de que iban a tener un/a hermanita/o hacen y dicen cosas hermosas constantemente.

A veces Eli cuando paso cerca me dice "hermosa". El día siguiente al que se enteró del embarazo me dijo "hermosa" ... "y hermoso bebé".
Hablan de cuidarla o cuidarlo (de la estufa, de la escalera...), dicen "no veo la hora de que nazca", dicen que quieren que sea nena, "no veo la hora de escuchar su primera palabra, ¿cuál será?". Quieren que duerma en el cuarto con ellos. Calculan cuántos años va a tener a determinada edad de ellos, se imaginan mil situaciones, son unos hermosos.
Una de las veces que Cas dijo "no veo la hora de que nazca" Eli le contestó en chiste "¿qué? ¿Querés alguien que llore todo el tiempo?" y les conté que ellos cuando eran bebés casi no lloraban, que si un/a bebé/a tiene mucho amor y apego, se le hace mimos y upa y teta y se está atenta, no llora mucho. Desde esa charla Eli me llena de besos extra la panza y me dice "para que el bebé o beba esté bien".
Y conmigo son súper dulces. Elián me lleva el jugo de naranja a la cama, me hace mimos y me da besos en la panza, siempre saluda a su hermanito/a. Le pone un peluche con música para que escuche.
Una vez casi me caigo de la escalera acompañando a Eli a ir al baño y... ¡pretendía atajarme! Re protector mi niño de 6 años.
Casiel es un amor, se desvive por bebés/as y niños/as más pequeños, ya me muero de ternura imaginándolo.



Ecografía con Cas y Eli.

Hermosooos

Esta es de hoy.

sábado, junio 4

letras humanas


Yo volviendo a las 3 A.M., y subiendo a saludar.

- Re-prendí la estufa.
- ... zzz ...
- O sea que la reté.
- zzz jajaja zz...


---

Siento algo especial cuando uso los apuntes de Letras para prender o reprender el fuego. Apuntes, fotocopias y desgrabados. Los desgrabados son los que más quemo, y para colmo son los más "humanos" (es que yo estaba cuando decían lo que leo. Me acuerdo).
Bueno, más "humano" es un cuaderno con mi letra* (y los quemo, nunca sin haberlos leído u hojeado).
Supongo que los desgrabados son lo que más me ata a Puán.
Leer las palabras que escuché en esas aulas.


























Pero no me da pena. Eso es bueno (e insólito en mí, tan Margot).
Porque me parece que lo que más siento es que, de otra forma, no los leería.



-----

*¡Re linda letra! ¡Y la perdí! Pobre, mi abuela, que lee mis cartas ahora. Me esfuerzo, ¡eh! pero ni esforzándome es lo mismo.

sábado, mayo 28

Justicia poética camuflada

A veces cuando respondo mensajes lo hago con doble sentido, enteramente para mí. El psicólogo al que fui unas sesiones hace un par de meses diría que es porque soy muy neurótica. El resto de la gente, que es porque soy una tarada. ¡Y más por contarlo!

Por ejemplo, si la relación andaba maso con mi novio y me preguntaba cómo andaba, le escribía "cansada". Pero era de la relación, de cosas que hacía él, de no llevarnos bien, de sufrir, etc.
Otra era "te quiero lindo". No era inocente la omisión de la coma.

Soy una tarada, una guacha, una ridícula, infantil.

Y literal literaria.

A mi me caigo bien, igual.

lunes, mayo 16

Todo con tono jocoso

Hice té para los chicos.

Eli: "Má... ¿Recordás que en esa taza tardo mucho en tomar?"

Lo que recordé es que hace unos días no le gustó que le sirva el té en esa taza.

Y le dije: "Elián, no seas machista... ya sé que la perra no es muy linda, pero me parece que no querés tomar en esta porque es mujer."

Y Eli: "¡vos! ¿y por qué pensás vos que es mujer porque tiene un moño?"

Y encaré la retirada a las puras risas.

















*ahora que lo leo, no queda bien que diga "ya sé que la perra no es muy linda"... me refería a la clase de dibujo (sea perra, perro, gata o pez). Es feíta la taza.

sábado, mayo 14

¿Optimista?

A veces me siento una patológica hinchapelotas que no puede tener una relación de pareja armoniosa.
Muchas veces

Bueno, casi siempre.

Y pienso si quizás no será por cómo es la sociedad. Cómo explicarlo. Pucha.

Soy muy instintiva. Y buena.
Puse "e intensa", pero sospecho que esa percepción es parte de la opresión. O esa supuesta intensidad es una reacción a ella.

Todo eso y esto que siento, si lo pusiera en poesía -buena-, sonaría onda Pizarnik.

Pero no.
Es cursi, nomás.

Pero siento, desde que recuerdo, que hay algo que me oprime. Y sí: Tiene que ver con el patriarcado.
Pero yo dejo existir y fomento un montón de lo que se quiere oprimir y el resultado no es lo más prolijo del mundo.

Y si esto lo leen en muchos años van a decir "uh, claro, pobre abuelita, era obvio. Hacía lo que podía. Grossa.".
Y yo acá estoy, sintiéndome un desastre (disfuncional es una palabra horrible).

miércoles, mayo 4

Qué bueno que me había olvidado de la pelea

Abrí un archivo de texto de hace un par de años, buscando el nombre de una banda  (era una lista de sugerencias de "disco del día", de cuando trabajaba con eso en una radio).
Abajo de todo decía "A mi dejame bajo el mar donde la luz se precipitó en la ironía de mi alma".

Primero pensé (sentí) "Faaaaaaa".

Después, "¿de dónde salió eso??".

Dudé muuucho haberlo escrito yo en algún arranque poético mientras anotaba información sobre discos y artistas o editaba audios, así que lo busqué en internet. 
Es de un tema que hizo Spinetta, para el final (los créditos) de una película.
La película es Fuga. No la vi. La llegaba a ver sin saber de ese tema y moría.

--

Se ve que estaba escuchando una radio online Spinetta, y sonó eso y anoté la frase.

--

Este es el tema:


Y esta la letra:

donde una orquídea se quebró, 
donde una escena se veló 
en el resplandor
ausente 

estoy anclado en vidrio azul
cortado por la vastedad 
en la que nada habría
por siempre 

a mi dejame bajo el mar 
donde la luz se precipitó 
en la ironía
de mi alma 

no voy a decir adiós 
no voy a pedir perdón 
ahora estoy bien
tan sordo 

a mi ubicame en un lugar 
donde presencie la verdad 
de aquello que negué
por adentro 


---------------------

Comentario extra: Antes de anoche soñé que Spinetta era mi novio. Y nos habíamos peleado pero yo me olvidaba y lo iba a ver a una terraza donde tocaba (onda los Beatles). Que era en la casa de un amigo suyo, donde se estaba quedando (por la pelea, parece). Y al escucharme (primero le decía cosas lindas desde muy lejos) y verme, él estaba sorprendido y feliz. Después bajábamos por unas escaleras onda edificio universitario, con Casiel y Elián.

---

Ooooohh, encontré un separador que hice con Cas y Eli. Ahí sí morí de amor.

domingo, junio 7

"Y te extraño como un fukin formalista ruso"

domingo, febrero 8

¡Tilo corazón!

Hace unas horas estaba en mi cama, pensando mil cosas, triste, y después de una charla (o un fin de semana) que me había hecho bastante mal (desde hace meses que me estoy separando y hay altibajos, obvio. A veces se siente que es como estirar el corte de algo hacia la eternidad, sosteniendo el cuchillo, casi detenido: es obvio que el pulso va a flaquear y va a mandar cualquiera. Pero también, dado cómo somos, cómo nos queremos, cómo se dio todo lo nuestro, muchas otras veces se siente que está o estuvo bueno hacerlo así, con presencia, respeto, amor, comunicación).

Miro para la ventana abierta y... ¿qué veo en una de las plantas?



¡Tilo!

Me acordé de este post: Calmate, Ceci

¡Gracias, tilo vecino!

Encima el trébol que lo recibió tiene hojitas como corazones. Re lindo.



Después bajé un par de discos, me hice una lista de música llamada "ordenando la casa un domingo de febrero", y me puse a ordenar. Pero no con té de tilo -tampoco quería relajar. Me hice unos mates con menta y melisa.

viernes, enero 23

El más alma de diamante


Bonito

Feliz cumple.



Gracias.

domingo, noviembre 23

Arcillando la vida, o vidando la arcilla.

Tarde de domingo muy Spinetta, Piazzolla y Pizarnik. ¿Tengo algo con la p? ¿i? ¿a? ¿s y z? pisar. piar. ¿Pesadillas? Tengo muchas pesadillas. Hasta en la siesta (eso ya es grave).

Este año estuve aprendiendo alfarería en el taller de mi mamá. Y también trabajando ahí y aprendiendo mucho. Me encanta.

En una semana es la muestra de fin de año de trabajos de alumnas y alumnos del taller. Hice un jarrón especialmente para la muestra.
Quería trabajar con vidrio. Cuando hacía bijouterie me encantaba ponerle vidrio a las cosas. En el horno se funde, así que los pedacitos de vidrio roto tienen que estar en un espacio que los contenga.

Así queda:




Pongo la última foto como parte de un duelo.... hace unos días se me rompió ese collar, snif.

Pensé, entonces, en hacer un jarrón con golpes en el frente, como una esquina, un río, una abolladura en la que pondría vidrio y esmalte, y el resto de la pieza sería quizás opaca y áspera. Pensé, además, en completar ese efecto fluido y luminoso del vidrio haciendo algo así como capullos, muy parecidos a mis collares, que luego pegaría en la espalda del cacharro, que poco a poco se iba convirtiendo en persona.

Hice el jarrón golpeado, abollado, esquinado. Lo perfilé y lo engobé, dándole rugosidad y color. Lo horneamos, lo esmalté y lo horneamos de nuevo acostado, con vidrio en esa grieta que sugiere vida.




Yo mientras tanto intuía otra forma de hacerlo.

En el taller hicimos una jornada de Raku, y cuando busqué fotos de esmaltes para tener ideas, vi un jarrón "deformado" que me gustó mucho. Usé el concepto de su (de)formación para poder hacer mi idea. Le hago un lago (lago de forma mía), y la pieza tiene cuello, que sugiere una cabeza inclinada sobre el lago. Está en un abrazo; cada vez es más persona. Más yo.
Y atrás le hago un efecto descascarado, agrietado, dejando espacios para después pegar los capullos, que serían como gritos de vida emanando de la espalda, erosionada por todo.

(Mi mamá me dijo que tengo problemitas)

(También me dijo, un día "fui a una sesión masajes y me re movilizó, no sabés cómo estaba mi espalda. ¿cómo está tu espalda? dejá, no necesito preguntar, tenemos tu obra para saberlo")

Bueno, para que se entienda, acá pongo unas fotos:



(oh, estaba usando el collar que se me rompió)



Hice el jarrón, y después también hice una muestra más pequeña, para probar los esmaltes y lo que haría.
¡La pieza muestra quedó hermosa! Me enamoré. No es más muestra. Es hermanita de la grande.





Le dije a mi mamá que a la obra la quería llamar "ella" (pensando en algunos escritos de este blog en los que cuento cosas que me van pasando o que siento, generalmente existenciales, diciendo "ella"), pero me dijo "son dos". Ok.
Entonces menos podía llamarlas "ella también", como el tema de Spinetta, porque siendo dos se acentúa el también no de hacer algo más sino de la comparación con una otra.

¡Miren esa espalda!

Esponjando óxido de hierro

En el horno, esmaltada y con los pedacitos de vidrio.


La grande ya salió del horno, quedó muy bien.




Estuve haciendo los capullos abiertos (o como se llamen), todavía falta hornearlos y esmaltarlos.


Y hoy estuve pensando nombre.

La obra representaría ese querer abrazar la esencia pero dejarla ser, cubrirla de las agresiones externas, mientras igual inevitablemente brotamos esa misma esencia o esa vida por las zonas agredidas (capullos en lo árido). El interior lo imaginé sólido, fuerte, arraigado (no hueco, como es; creo que por eso ni lo esmalté). Quizás demasiado arraigado, la pieza está muy trabada: es inmensamente frágil, sufre, y también tiene un poder que deja sin aliento, es fuerte y valiosa.

Bueno. ¿Cómo llamarla? Quería que tenga que ver con mi blog, porque soy yo. Por eso el "ella". Estuve por acá y recordé que Alejandra Pizarnik también es yo. Bah, también habla de mí, o sirve como mi voz.

Ayer leí de nuevo Árbol de Diana, sabía que me inspiraría. Lo único que logré fue querer poner poesías como título de mi obra. Pero no da.

Hoy estaba en la cama y subí Guitarra Negra de Spinetta y Poesía Completa de Pizarnik.  Abrí el de Pizarnik en cualquier lado, sabiendo que no sería cualquier lado.





ESTAR
Vigilas desde este cuarto
donde la sombra temible es la tuya. 
No hay silencio aquí
sino frases que evitas oír. 
Signos en los muros
narran la bella lejanía. 
(Haz que no muera
sin volver a verte).

Bueno, y seguí leyendo.
¿Se puede poner un libro de poesías como título de una obra? ¿Y si pongo mi ejemplar de Poesía Completa de Alejandra Pizarnik en la mesa donde se exponen, y quien quiera lo abre y entiende?
Todo lo que está adentro de ese libro va con lo que la obra representa.

Me gustó la frase "abrazada a la tierra". Pensé usarla. Pensé en poner "abrasadas a la tierra".

Después me fui de Pizarnik y de Spinetta y Piazzolla y pensé: Metánforas.
Jua.
Qué se yo. Quizás quede.


-----
Actualización 26/11: ¡Salieron los chiquitines!

Esmaltados y con vidrio

Algunos recién saliditos del horno



---------
Una foto de la muestra:


jueves, agosto 14

Ya te quiero yo...

Este sería un buen momento para que la Ceci sabia y experimentada de acá a unas décadas tenga una charla con la Ceci sabia que soy hoy.
Quizás ella también sea intensa y apasionada, quizás también esté triste, pero estoy segura de que tiene cosas para aportarme.
Confío en ella, y me relajo un poco (creo que la charla con ella relativizaría todo lo que me duele).
Al fin y al cabo, es este el camino para llegar a ella,
y seguro que me cae muy bien.

Linda y grossa Ceci.


------


jueves, mayo 1

Charlando con mi novio.

- No volvería a estar con ese chabón. Bah, cuerda, no. (Quería decir "sobria").
- ...
- Sí: cuerda, no. (Sospechando que no estoy hablando bien) ¿Cómo se llama?
- Lapsus.

sábado, abril 12

Volví

- Hoy me hizo llorar un vendedor de tela/dueño de casa de telas/imbécil.

- Qué feo es no encontrar (desde hace tres días) el libro que estoy leyendo. ¡No sé qué estará pasando en Cranford!

- Amo conseguir series o películas de los libros que leo. Colabora a que existan series o películas sobre ellos el hecho que la mayoría de los libros que me gustan son de autoras inglesas, de 1800 a 1930 aproximadamente. Leí todo lo de Austen, las hermanas Brontë, lo que conseguí de Elizabeth Gaskell, Mary Webb (la amo), también a Edith Wharton, Virginia Woolf, releí a Louisa M. Alcott... y al terminar la novela, quizás para distraerme del duelo por haberlo hecho, quizás para saciar mi curiosidad al ver qué gente eligieron para actuar, o cómo armaron la película, quizás por esa sensación de familiaridad tan linda al ir encontrando líneas del libro en los diálogos... veo la serie o la película.

- También estuve leyendo El beso de la mujer araña y Operación Masacre, sobre las cuales existen películas, que obviamente vi. Es mi costumbre de este año: leer y después ver si existen películas. Fue una forma de reencontrarme con el cine, quizás. Lo tenía abandonado después de tantos bebés y puerperios.

- Estoy contenta porque estoy participando más en el taller de alfarería de mi mamá. ¡Es muy lindo! Acá una foto de mi primera creación:


- Decidí volver a vivir sola con mis hijos, y... ¡conseguí alquilar la misma casita donde vivíamos! Desde hace unos meses que ya estamos acá. Faltan las gallinas nomás. Y sigo acomodando cajas. De a poco...

- ¡Terminé la tecnicatura en bibliotecología! Me gustaría trabajar de eso pero también estoy muy entusiasmada con el taller de alfarería. Y como hay problemas con el título, etc... quizás espere. Pero mientras... me olvido qué es CDU, DSI, cómo se hace un tejuelo y hasta la diferencia entre clasificar y catalogar.

- Una frase graciosa que le dije a mi hijo de 4 años: "Elián, no negocies con el orégano que es mío”.

Bueno, eso es todo por ahora. ¡Ojo dónde compran tela!

domingo, octubre 20

Ya no se trata de jacarandás

Hoy "el universo" me dio un montón de mimos lindos. Y lo re necesitaba.

Ya no se trata de jacarandás. Hoy varias personas me hicieron bien, muy bien.

Y el universo o quién sabe qué hizo que pasen por este día mío.

viernes, enero 11

Viviendo

¡Cumplo 33 años mañana! Y tengo mucho para festejar. ¡Hermoso-grosso año!

Y hoy cumple 34 Edu, mi compañero y mi amor.

Qué bueno que todo tuvo sentido.
Ese sentido que súbitamente nos atravesó y comprendimos.
Ese sentido de sentir tanto... tan lindo.
Sentidos.
El sentido que nos inunda y nos hace ir juntos, amándonos. "Amo amarte a mares", me dice él.
Y así vamos, él y yo, en este mismo sentido, amándonos amares.
Qué bueno que nos encontramos.

Gracias, Edu, te amo. Nos amo.

(y AMO que nuestros cumples estén juntitos.)

lunes, noviembre 26

Mudanzas de noviembre

Esta mudanza es por amor. La mejor de las razones.

Nos mudamos l@s 6 junt@s.

                                                          (dibujo que hizo Casiel ayer en lo de mi mamá)

Algunas cosas:

- Impresionante la cantidad de cosas que tengo. Mi mamá y mi amiga Luna entusiasmadísimas por venir y "ayudarme" con la mudanza (léase: tirar de todo). Pero estamos medio ajustad@s de tiempo, así que no puede ponerme mucho a clasificar para tirar, para regalar, etc. Sólo lo estoy haciendo con la ropa y ya voy 5 bolsas de consorcio de ropa para dar. Supuestamente sigo la limpieza ya mudad@s. ¡Espero hacerlo!!! "Mal Feng Shui, si no", diría mi mamá.
Estoy "cruel" con las cosas, estoy más desapegada y más práctica. Pero no es instantáneo, tengo que analizar bien cada cosa y bueno, lleva tiempo.

- ¡Estoy feliz!!! Aunque no caiga del todo. Es más, mientras más caigo más feliz estoy. Cuando era todo conceptos, me costaba. Al ver la casa dada vuelta, me pongo cada vez más contenta. Qué lindo que así sea.

- Mudando mis libros me doy cuenta de cuántas ganas tengo de leer. Espero, al llegar, sacarlos de su encierro en más de un sentido. Para colmo.... no sólo hay unión de nosotr@s 6. ¡También hay unión de bibliotecas!!! Lo primero que me dijo Edu (él ) al "bromear" sobre la mudanza es que ya tenía lugar para mis libros. Jeje. Los dos muy entusiasmados por esa unión literaria.

- Hicimos champagne de sauco. ¡Mi bebida preferida!!! Fue re lindo hacer eso junt@s en su (nuestra) casa, al mismo tiempo que comenzaba la mudanza. Todavía no se pueden abrir: faltan unos días. ¡Brindaremos con la mejor bebida, y hecha por nosotr@s con tanto amor!!!



- El día que decidimos mudarnos ya, charlamos del tema después de recorrer -conocer, en mi caso- la chacra y que me presente a los saucos en flor. Nos tiramos en el pasto a hablar y, entre idas y venidas de niños salvajes cosquilleros, decidimos esto tan lindo. Cuando lo decidimos reimos, nos abrazamos, nos besamos, casi que rodamos por el pasto, llenos de felicidad (y de bichitos), mientras justo venían corriendo los niños a lo lejos, entre flores y árboles. Muy película tipo Jane Eyre, o La Familia Ingalls. Sólo que no era el final feliz sino el comienzo feliz. ¡Cuántos capítulos maravillosos y maravillantes se sienten venir!

- Obvio que hay ciertos miedos. Pero lindos.

- Me dí cuenta de que (como saben mis lectores fieles) siempre tuve muy marcado cierto estado de melancolía, no sólo por el pasado sino por el presente, por presentes imaginarios imposibles, futuros inciertos y a veces sin sentido...
Y que desde que conocí a Eduardo no sólo se me fue mucho eso sino que además tengo una especie de ansiedad del futuro con él. Felicidad por compartir momentos y ansiedad de ir viviendo cosas junt@s. Sin querer apurarlas, pero sabiendo que se va a ir desplegando este camino junt@s y con muuuchas ganas de recorrerlo. Conocernos, crear junt@s, crecer junt@s. Amarnos.

martes, octubre 23

Relativizada, revitalizada, atemporal, encantada. F e l i z.

Ayyy

Llegó el amor.

Llegó él. Amor.





Es tan lindo

Todo. Él, yo, nosotros, nuestros hijos. Tod@s.

Feliz.

Muchos de mis posts dicen "no sé qué contar". En este caso tengo MIL cosas que contar. ¡Escribiría un libro!

---

Hace un mes le dije "hola". Pero no fue cualquier "hola". Fue uno especial. Yo estaba sentada en el puesto de mi mamá y pasó él por atrás con sus dos niños, pensando en quién sabe qué, colgado, mirando al piso. Le dije ese "hola", que no sé de dónde salió, tan desbordante de significado.
Y lo entendió. Y lo sintió.
Y se quedó.

Y acá estamos.
Juntos. Amándonos.




viernes, septiembre 14

Tan hermoso

Sólo a mi se me ocurre ver por primera vez el DVD de Spinetta y las bandas eternas el día antes de que me venga. Bueno, en realidad estaba llorando por una pelotudez -y ajena- así que me dije "¿Por qué no llorar por algo que valga la pena?". Y mierda que estoy llorando.

miércoles, julio 25

Sorpresas y felicidad

Hoy cuando bajé ví el portoncito abierto así que imaginé que las gallinas estarían libres por el barrio. Me puse unas botas, agarré una campera para torearlas y salí a buscarlas. Estaban a 30 metros y no fue difícil arriarlas hasta la entrada de casa. Después escuché a una cacarear, salí y lo comprobé: había puesto un huevo. Las dos están poniendo todos los días, casi. Con Elián les dimos unas hojas de brócoli (dicho sea de paso, ayer probé hacer hojas de brócoli fritas y son un manjar crocante!) y no quisieron. Entonces agarré un pedazo de pan integral casero (5 harinas, semillas, avena) viejo, lo partí en 3 y le di a Eli para que les dé. Les ofreció el pan y comían de su mano! él feliz. No les quería dar el último pedazo, lo quería comer él. Así que hoy hago pan.

-

Ayer, por salir a comprar con los chicos.

Cas: "Mamá, ¿quién hizo ese sonido?" (no se qué era, tipo gruñido)
Yo: "campera, Casiel" (por enésima vez)
cas: "¿Campera lo hizo?"


No sé si me estaba gastando o me decía en serio.

-

El otro día no encontrábamos a Jacinta, una de las gallinas. Escuché ciertos ruidos raros (cacareo, pero despacito) en el pasillito al lado de la casa, donde está la salida de una de las estufas y guardo algunos muebles/artefactos que no estoy usando. Estaba Jacinta echada y haciendo sonidos extraños. O está herida o poniendo un huevo, pensé. Y le tiré un poco de maíz (qué guacha) para ver si se levantaba. Y se levantó. Y pudimos ver... el nido de huevos!!! En ese momento vimos 10, pero en total al final había 18. Y desde ese entonces juntamos los huevos todos los días. Qué lindo.





´-

Viene todo re lindo últimamente.
Cambio de actitud. Hace mucho que no me estreso mucho. Igual convengamos que, por ejemplo, en el estudio, vengo chantísima. Este año casi que todavía no estudié. No sé si llegará un momento de estresarme o seguiré con esto de hacer lo que puedo y disfrutar lo más que puedo.


El otro día cayó mi hermano de sorpresa. ¡Fue re lindo! No lo veía desde hace meses. Y lo extrañaba mucho mucho. Lo llamo muy seguido, a veces todos los días o día por medio.
Estábamos con los chicos leyendo un librito en la cama/sillón, afuera estaba oscuro. Justo pensé "qué tierno sería que alguien nos vea ahora". Y siento "toc toc". Pregunto "¿quién es?" y no me dicen nada. Voy a la puerta y en la ventanita había lo que pensé era un vino! Cuando miré mejor, estaba la cara de Santi atras!!! qué lindo!!! Y era una cerveza. Grosso mi hermanito! Cayó con una cerveza, maní y chocolate. ¡Y su presencia hermosa!


Genial esa sorpresa.


-


Un día, de esos días en los que la casa se desmorona a cada movimiento, que no podés tocar algo que se cae otra cosa, y las zonas tienen sus propios olores, yo con mucho trabajo, el pelo atado como puedo y en jogging y camiseta... llegó un conocido que se está tornando amigo. Con un regalo. Habíamos hablado bastante de Spinetta, y en facebook interactuamos bastante, mencionando cierto disco -que confesé no tener. Y le dije que no quería bajármelo, que quería el original y que de acá a que lo consiga...
Bueno, días después cayó en casa, con un paquetito con varias capas de papel barrilete rosa y violeta. "Quería que tengas esto". Lo abrí en una lucha emocionada con los pliegos de papel y ví el disco: A 18' del sol. ¡Qué lindo!!! "Disfrutalo", me dice. Lo invité a tomar unos mates y después vino una amiga mía y estuvimos tomando mate los tres.


-


Dos días después, vino a visitarme esta misma amiga. Cuando abre el cerquito, y yo abro la puerta, vemos algo entre las tablas superiores del portoncito: un sobre. "oooh", dijimos las dos. ¡Lo había estado esperando! Un amigo me mandó pelis. Fue una re linda sorpresa, y muy emocionante ver qué me había mandado y leer su notita después de tanto tiempo de estar desconectados. Me puse muy contenta.
Todavía no ví las pelis pero justo HOY recuperé mi compu así que apenas pueda empiezo a verlas. Yupiiii.

-

Mi amiga vino a ayudarme a limpiar la casa, y fue lindo eso también, esa forma de ayudarnos. Una grossa.

El chico con el que estoy me dijo cosas muy lindas y también de a poco cambió la onda para bien entre nosotros, generando algo mucho más copado.

Viví muchas "aventuras" muy entretenidas.

Y muchas cosas así. Estoy muy contenta. Una amiga me dijo "yo quiero que me hagan regalos así" y después agregó "será mi momento de sembrar". Yo no sé si es siembra/cosecha o qué, pero algo cambió en mi frecuencia, en mi sintonía, mi filtro o lo que sea. En  mí. Y está todo más lindo. Bah. Las cosas "feas" también las tomo. Qué lindo que es vivir, con todo lo que implica.

lunes, marzo 19

Vida


Estaba tomando un helado en el puesto de la feria y pasó un pseudo Sting. Me miró, me sonrió y me dijo "that's a very good idea". Yo pensé "¿cómo sabe lo que estoy pensando?" jeje. Pero cuando lo ví salir del local de al lado con un helado de frutilla y chocolate entendí que se refería al helado. Pasó, me dijo "¡perfecto!" y siguió su camino.

Una señora me preguntó "los puestos se van moviendo? porque ví una cartera ahí que me quería comprar". Sí, señora, vamos haciendo rotación -onda partido de voley- para ponerle onda a la feria, divertirnos un rato.

Pensé que me iba a hartar de la feria (como cuando en mi infancia disfrutaba las frambuesas la primera mitad del verano y la otra no podía ni verlas) pero ya pasó la temporada y me gusta como el primer día.

El otro día, para poder trabajar en casa tranquila, habilité los juguetes que tenía guardados desde diciembre (cumple de hijo y navidad, mucha gente de visita... imaginen). Tanto se divertían, con los juguetes, las gallinas, el día hermoso que hacía, que cuando fui afuera Casiel me dice "¿te puedo pedir un favor? ¿Podés ir adentro, que acá te pega el sol?". Jaja, muy gracioso. Se ve que quería jugar tranquilo con sus 18 plastilinas distintas.



Una vez, yendo de paseo al río, mi hijo mayor no quería caminar, estaba malhumorado y se quejaba mucho. Cuando le dije "Casiel, ¿Cuál es tu problema?" me dijo "No tengo un problema. Ahora es tuyo". Ah, bueeeno.

Al ver lo complicada que siempre estoy, saliendo con los dos monitos colgando a hacer todo, mi mamá le dijo a Casiel "ya se va a comprar un auto tu mamá". Y al día siguiente, antes de salir, el bonito me dice "mami, ¡no te compraste el auto!". jajaja. Tierno.

No sé que más contar. Termina la temporada y voy a estar muy ajustada económicamente, tengo que ver cómo me las rebusco.

Contenta porque me siento re bien con lo que se está dando con (pucha, no me sale ponerle un apodo... el chico que quiero de posts anteriores). Una amistad muy linda y llena de cariño, sinceridad, aceptación y valoración mutua. Qué lindo conocer gente tan linda y dejar que la relación se acomode hasta lograr algo que nos haga bien a los dos. En este momento siento que es perfecto lo que tenemos.

Mi hijo menor cumplió dos años ayer. Estuvo re lindo.

El otro día escuché que Casiel hacía algo con las pollitas arriba, pero no subí. Cuando subo, bastante después, veo esto:


Como observarán no son más pollitas... ya prácticamente son gallinas!

Acabo de subirme al nogal del frente de mi casa (bueno, de la casa que alquilo). No fue fácil. Primero puse una silla apoyada en el tronco, subí, me paré en el respaldo de la silla, y tuve que levantar todo mi peso con mis brazos, abrazar al árbol con las pìernas y seguir subiendo. Muy Mowgli. Los del depósito de materiales de enfrente se deben haber divertido mucho. Quizás no le divirtió al dueño de la camioneta estacionada convenientemente a la sombra del nogal, cuando sacudí el árbol y tímidamente fueron cayendo nueces. Una vez arriba estuve peleando con ramitas secas que no me querían dejar pasar a las ramas más grandes, para pararme sobre éstas y bailar un poco. Pero, con un poco de esfuerzo, cayeron suficientes nueces como para llenar medio balde. Cuando quise bajar tuve que decidir entre volver por el camino de subida o colgarme de alguna rama y dejarme caer. Recordé que los años no llegan solos, entonces opté por descolgarme, sí, pero tratando de pisar la silla. No era una buena idea errarle y caer encima de ella, así que en última instancia me columpiaría y saltaría. Lo logré, igual. Estuvo muy divertido.
Cuando juntaba los frutos del suelo se acercaron una vecina y un vecino a charlar un rato cada uno. Y después, cuando yo ya estaba adentro, el vecino me trajo una bolsa de peras de su árbol. ¡Qué lindo! ¡Y son muy muy ricas!
Y acá estoy, rasguñada por el nogal, y sintiéndome llena de gusanitos (por haber encontrado dos en mi espalda). Pero contenta!