jueves, febrero 5

Desconectada

Sigo extrañando a los personajes de la novela que cerré por última vez hace unos días. Sufría tanto la abstinencia que metí la mano en una caja y saqué dos libros para empezar a leer y que gane el que gane, hasta encontrar el que realmente estoy esperando para leer, que es más como el que terminé (al cual extrañaba tanto que hasta pensé en abrir el libro en cualquier lado para ver qué hacía Margaret en ese momento, yo sabiendo ya lo que iba a pasarle después. Igual me dio fiaca, así que para taaanto no era).
Ya voy medio libro del que ganó y me estoy recuperando.

También extraño internet y mi compu. Por los blogs, por la música, por los mails, por el chat casi diario con dos o tres personas que quiero y extraño, por todo lo que se me ocurre googlear por día pero me quedo con las ganas.

Ya volveré.
Casa ya tengo.
Ya contaré.
Novela también tengo, por suerte. No me alcanzaba con los manuales de los electrodomésticos que iba desempacando (aunque estuvieran en varios idiomas).

miércoles, febrero 4

Ruidosos y curioso

Teros, perros, bandurrias, y pequeñas aves del amanecer: ¿Pueden dejar de despertar a mi niño?
Gracias.