miércoles, septiembre 1

With a little help from my... mom

Mi mamá me enderezó el ohm. Literalmente.

Cuando me mudé acá, al hacer todo apurada (embarazadísima y queriendo tener todo decorado y ordenado antes de que llegue Elián), puse un adorno al revés en la pared de mi habitación. El adorno es un círculo de madera de radal con el símbolo del ohm calado. Lo pegué con cinta doble faz y ahí quedó.
Lo miraba casi todos los días sabiendo que estaba al revés (y al revés en los dos sentidos), pensando si sería algo simbólico, pero no lo daba vuelta.

El otro día vino mi mamá y lo dio vuelta (¡6 meses después!). No hizo falta ni usar otra cinta, fue una boludez.

Se ve que no lo podía hacer yo.