sábado, abril 7

Me olvidé de abril

Las últimas semanas pensaba que mi hermana Clarisa volvía YA. Mañana, pasado. Pero es porque pasaba de marzo a mayo. ¿Y abril? Ahora abril es el mes en que espero a Clari. Lo bueno es que puedo subir fotos del último año, que no subí (¡lleva mucho tiempo seleccionar! y no tengo), así ella puede ver en qué anduvimos todo este tiempo antes de encontrarnos.

---

Tengo una urgencia por escribirle a mi abuela...
Siempre lo comento acá. Sé que ella me mandó dos cartas, y no llegaron. Y yo no le mando desde hace casi un año. NO DA. Y siempre me prometo que sea más seguido, onda quincenal. Que sea un acompañamiento y estar conectadas, compinches, más que una re ceremonia anual.

---

Este es el tema que bailo con Amelia:

(Ruth Moody. Cover de Dancing in the Dark, de Bruce Springsteen).



---

Hace un rato le ofrecí uvas a Amelia y se puso re contenta, le hice upa para ir a buscarlas y pataleaba feliz. No paramos en la cocina: seguimos hasta la puerta de atrás. Fuimos a buscar las uvas a la parra. Yo le mostraba que ahí, ocultas por las hojas -algunas verdes, algunas amarillas, muy Artaud-, estaban las uvas.
"¿Ves ahí? ahí están las uvas" (seguimos mirando, Ame flasheaba). "¿Dónde están, las uvas? viejas de un amor. ¿En el Placard?".
Jaja.

---

Estoy muy bien. No tengo mucho tiempo "libre" (o sea: para mi, para mis cosas. Y si lo tuviera, no tengo mucha mente) ni tanta disponibilidad de mi cuerpo (por ser madre de beba), pero estoy bien en pareja, bien con mi trabajo, en mi casa, disfrutando con Casiel y Elián, enfocada en cosas simples y hermosas, conectada con familia.
Estoy feliz. Cansada en un buen sentido, y feliz.



Me olvidé de abril, aunque tenga ese sonido tan bello, y tenga al otoño. Amo el otoño.