domingo, julio 11

Chechi

Cuando era chiquita pensaba mucho todo. Bueno, eso no cambió mucho. Sólo que ahora tengo más experiencias para preformar mis pensamientos, no son sólo ideas aprendidas revoloteando en el aire.

No entendía a los grandes. Pero no me refiero a que no entendía sus formas de pensar o sus prioridades... esas cosas aceptaba no entender. No entendía su forma de encarar la vida. No los veía felices... siempre preocupados. I mean... sabía que tenían muchas cosas de las que preocuparse, pero no entendía por qué no encaraban la cotidianeidad con optimismo y energía.

Yo siempre pensaba en el futuro, en mi vida como grande. Un día le dije a mi papá que yo podía ser lo que quisiera. Que si empezaba en ese momento y realmente me dedicaba, podía ser por ej. bailarina clásica, o hasta astronauta. Él no la podía creer. Le hacía cada planteo!!!

Bueno, una vez se me ocurrió hacer una lista de cosas que no quería que pasen cuando sea grande. Como un reminder, para no tener ciertas carácteristicas de los grandes que no entendía y que me parecía que les hacían la vida más fea. Si la hice, me gustaría encontrarla, ya que no recuerdo todo lo que quería poner. Me acuerdo un par:

- Correr. Si a mí me pedían que vaya a buscar algo a mi cuarto, yo iba corriendo, no como en una carrera pero corriendo al fin. No entendía la pasividad, lentitud, y falta de energía de los grandes. Nunca corrían sin razón. Sólo por deportes, que casi no hacían, o si se les perdía el colectivo o algo así (o una vez que le dije a mi mamá que le jugaba una carrera hasta la puerta de mi escuela desde la esquina... me ganó, yo pensé que se había olvidado de cómo correr.) Por eso decidí correr todo lo que pueda. Tengo que ir al kiosco? voy corriendo. Al baño? corriendo. A abrir la puerta abajo? corriendo. Claro, eso en la lista. Ahora tengo menos estado físico y energía que Garfield (ya que sale la peli... aparte hoy me hice una super lasagna).

- No ser injusta y dictatorial con mis hijos sólo porque son más chiquitos o simplemente porque son hijos míos (sirve para sobrinos, nietos, alumnos, etc. etc.). No me refería a razones por las que te dicen "esto no se hace" que no podés saber, sino injusticias gratuitas. Aprovechamientos del poder de los grandes. Juré no aprovecharme, y juré no olvidarme lo que es estar ahí, en ese lugar en el que todos estuvimos, que es el de ser chiquitos.

Hay más, como no dejar de tocar el piano, no dejar de jugar (bueno, esa la cumplí), y seguro hay muchas más copadas que me olvidé... lo que daría por tener esa lista!!!

De todas formas si hay algo de lo que estoy contenta es el tener siempre de compañía a la Ceci chiquita, ya que nunca se fue de mi lado. Trato de mirar la vida tan despierta y puramente como ella, que puede ser que para su edad era medio distorsionada y pre-ocupada, pero tal vez eso fue justamente el nexo necesario que hizo posible la conexión tan presente de mi infancia y mi adultez. (AUCH! Duele poner adultez).

4 comentarios:

chizz dijo...

no pongas adultez, poné juventud
Yo también siempre iba pensando cosas así, pero me pasaba más con mis maestros, aunque siempre supe que no iba a ser maestra, pensaba las cosas que no debería hacer cuando lo fuera ¿?
Lo de correr yo aún lo hago, en mis momentos de chat más eufórico, voy al baño corriendo y vuelvo corriendo a la pc, es triste, ya lo sé.

javi dijo...

envidio tu lista.

bjork altman dijo...

yo también tenía algo asi como una lista, pero con los años fue mutando tanto que se volvió algo ridículo. la mayoría de los proyectos han quedado abandonados. aunque para evitar ese destino de todo hombre (terminar panzón y pelado tirado en un sofá comiendo papitas fritas y viendo canales de deportes en el cable) en los últimos días me anoté en cursos de piano, literatura y si puedo teatro. sospecho que esto es algo así como correr.

Margot/Cecilia dijo...

Chizz: Jajaja, bueno, hacías la lista por las dudas, no? O al menos como una venganza en tu cabeza frente las maestras malas ("yo puedo ser mejor!!!"). Yo lo hacía frente a la impotencia por algunas injusticias... ya era revolucionaria y rebelde en ese entonces.
Y lo de la corrida chateando... YO TAMBIEN!!! Por suerte el baño está a 2 metros y medio de la compu.

Javi: Gracias!!! (bah, se puede decir "gracias" por una envidia? es una envidia sana igual... jaja) Me gustaría encontrarla.

Bjork Altman: Y sí, creo que las listas van mutando a medida que nosotros lo hacemos. Que bueno que te hayas anotado en todas esas cosas, después contame cómo te fue.