miércoles, abril 27

Post panadero III, y trataré de que se acaben por ahora.

Me cambiaron de horario en la panadería. Ayer fue mi primer día a la mañana y como tengo compañeras nuevas, empezó el típico cuestionario. Pero esta vez, cuando una me preguntó la edad y me dijo que no parecía ni ahí, yo le dije "ah, por lo boluda?". Es que me tienen cansada.

Justo ahora me cambian de turno, cuando la encargada me tenía apadrinada y encima me daban los trabajos "para prolijas", que obviamente son mejores. Me tengo que ganar buena reputación de nuevo.

A la mañana hay un pastelero que trabaja con nosotras abajo. Me asusta todo el tiempo por ser la nueva. Cuando estoy haciendo algo me grita "¡NO!" sólo para que me asuste, o me dice "ya te mandaste una cagada", o "no te quiero ver poner eso ahí, eh". Ayer me dijo "¿vos estuviste cocinando con un panadero?", y cuando le digo que no, me dice "porque tenés toda la pierna blanca". No sé cómo, tenía el costado del muslo derecho lleno de harina. No sé qué quiso decir el pastelero.

Después les voy a contar los típicos chistes verdes de panadería, como por ejemplo los que surgen cuando una compañera le pregunta al cliente si se lleva puestos los cuernitos, o cuando un tipo le dice a otra compañera cuando ésta le da una baguette "¿a vos te gusta doblarla, no?". Uno fue adrede, el otro no.

Hoy vino un tipo a averiguar por el aviso que dice "se necesita empleado para delivery con carnet y moto, entregar CV". Cuando le dije los requisitos, dice "ah, es necesario saber conducir? yo no manejo". Para mí que sólo entró a charlar para mandarse todos los sanguchitos que teníamos para degustación (léase: los que están demasiado viejos para vender").

Un punto para mi percepción: La turrita-que-se-maneja-como-si-fuera-la-hija-del-dueño-pero-no-lo-es, resultó ser la novia del hijo del dueño. Con razón...

viernes, abril 15

Primeros días en la panadería

¿Alguien vio alguna vida por ahí? Porque perdí la mía. No tengo tiempo para nada, quedo muerta. Espero acostumbrarme al laburo y tomármelo de una forma más relajada, porque así no existo. No estoy estudiando, no llego a hacer nada. Una cagada.
Aparte de eso, el laburo está bien, las compañeras son bastante piolas, y estoy aprendiendo muchas cosas.

Ya tengo una enemiga, una turrita que no es la encargada y me manda a hacer bocha de cosas y ella no hace nada, come todo el día. Ni que fuera la hija del dueño... (no lo es). Ella no sabe que es mi enemiga todavía. También tengo una que admiro pero le tengo miedo (esas dos sensaciones casi siempre vienen juntas en mí), que es la encargada. Hay una re buena, que me cae bien, y una graciosa que a veces está de mal humor, pero casi siempre es buena onda.

La primer semana no me dieron franco los soretes, así que laburo 10 días seguidos.
Encima debo estar pagando por ser la nueva, porque me mandan a limpiar más que a ninguna otra. No paro. Ellas boludean bastante. Limpiar el baño se denomina "mirar el baño". "¿Podés ir a mirar el baño?" (loca, si me mandás a limpiar la mierda de todos, por lo menos llamalo por su nombre).

Antes de irnos comemos sanguchitos de miga. Horribles: los de choclo. Igual lo comí todo como una chica buena.

Es feo: El chirrido que hace el horno constantemente, que es como el sonido que aparece en la película "The Ring" cuando se ven los videos maléficos (miedo!).

Como soy la nueva, mis compañeras cuando se aburren averiguan sobre mi vida. Lo curioso es que hay cierto patrón (no, no el jefe, quiero decir "pattern, está bien?): el primer día me preguntaron mi edad. Cuatro de ellas, por separado, lo hicieron, y todas dijeron "ah, ¿25? parecés menos". El segundo día, 3 chicas me preguntaron, en distintos momentos: "vos ya tenés experiencia en panadería?" (sí, boluda, por eso estoy usando 5 kilómetros de papel para envolver 3 vigilantes...). El tercer día fue el más raro, ya que 2 de ellas me preguntaron mi signo zodiacal (¿Se ponen de acuerdo?). El cuarto día, 4 de ellas me preguntaron, cada una por su lado, si tenía novio y con quién vivía (¿Qué es? ¿El nivel de confianza que avanza? ¿Están cumpliendo con algún plan de acción?). No sé qué me preguntarán mañana... ya veremos.

Recordar: No ponerme la máscara negra que no es a prueba de agua cuando llueve.

martes, abril 12

Panadera

Conseguí trabajo en una panadería. Hoy fue mi primer día. Estoy muerta y me duele todo, debe ser por haber estado tan tensionada todo el día.
Está bueno, le traje facturitas a mi hermana y todo.
No es exactamente lo que buscaba, pero es dentro del rubro, y me mantengo atenta a otras oportunidades.
¡Y logré que mi día libre sea el día de salsa!
Así que no sé si voy a tener mucho tiempo para postear, leer y comentar otros blogs (además estoy preparando finales). Pero seguro voy a tener muchas situaciones para contar.

Tengo un olor a pan en las manos...
Parezco una abuela.


(fue raro escribir sin nombrar un corpiño)

sábado, abril 9

Observaciones

Observación 1.
Lo primero que hago al llegar a casa: lavarme las manos y sacarme las lentes de contacto. Esa sensación es sólo comparable a la de volver al hogar después de un largo día y sacarse el corpiño.
Así que ahora los hombres que usan lentes de contacto entienden a las mujeres con respecto al uso de corpiño, y las chicas que no usan lentes de contacto comprenden mejor a las personas que sí.
Y las mujeres que usan corpiño y lentes de contacto entienden cómo me siento yo cuando llego a casa.


Observación 2.
Queda comprobado que peor que soñar que estás desnuda caminando por la calle, es soñar que vas desnuda por la calle y nadie se da cuenta.

jueves, abril 7

Post polirubro

Hoy fui a clases de salsa, después de tanto tiempo de querer ir. Es un proyecto que tengo desde el primer o segundo post de este blog (¿será la marca del cierre?). Estuvo muy muy bueno. Fui con mi hermana. Antes de ir, nos tomamos un par de chopps de cerveza, para juntar coraje y estar más desinhibidas. En el camino mi hermana me pidió que en la clase me fije si se le desabrochaba el corpiño, cuyas tiras se había cruzado "para que no se le escapen".
Al llegar había dos o tres principiantes y un par de nuevas como nosotras. Empezamos a bailar y llegaron dos chicos. Cuando tuvimos que bailar en parejas, el profesor decidió que yo era un varón. Ahí me marcó para siempre. Si la primera vez que bailo en pareja soy el varón, ¿cómo me voy a acostumbrar a ser mujer? Igual me gustó ser el hombre (ese va a ser el problema). Rotamos todos los varones con todas las mujeres, estuvo muy bueno. Lo malo fue que con mi hermana nos tentamos cuando nos tocó bailar juntas (¿la cerveza? ¿la boludez innata?).
Cuando terminó, camino a casa, conversamos sobre la clase:

Yo: Hay que aprenderse el 1,2,3, es lo básico.
Ella: Sí, el 1,2,3 es la solución a todo.

Ahí no sé si se refería a la salsa, al postre instantáneo, a algo más, o si es su filosofía de vida. No pregunté por las dudas.

Al llegar a casa practicamos, nos reímos mucho y creamos un esquema con todos los pasos aprendidos, que el que quiera dése una vuelta y se lo mostramos.

Hace un rato se estaba por ir a dormir, y me dice "tengo el corpiño desabrochado, andá a saber desde hace cuánto lo tengo así, ¿ves por qué te decía que te fijes? Capaz un chabón me agarraba la espalda y agarraba las tiritas...". Yo me reí tanto que no llegué a decirle que yo fui chabón y no noté nada, así que o no lo tenía desabrochado o no se notaba.

-----------

Y ahora empieza la segunda sección, que es la laboral.

Estoy buscando trabajo de ayudante de cocina, en algún restaurante o panadería. Creo que es en este momento donde se nota lo inadaptada social que soy. Camino, entro a lugares, entrego curriculums. Me quedo muda, tartamudeo, me pongo colorada. Me choco mesas, me voy sin saludar, no me animo a entrar. Y así es mi búsqueda laboral.
De a poco me va saliendo mejor. Ojalá que consiga algo pronto, quiero trabajar YA. Si saben de algún lugar que necesite gente en la cocina, avisen.