sábado, septiembre 9

Del trabajo y algo más

Mi Pablo ya empezó a trabajar. Está re contento y le regalé la primer corbata que regalé en mi vida.
Estuve mucho tiempo eligiendo. En el desempate de corbatas, pedí que les hagan el nudo, para tener una mejor idea, y las probé sobre una camisa que me prestó el vendedor. Hoy, en su primer día de trabajo, mi Pablo la usó.

...

Conversación de Pablo con su tío, la primera vez que le contó de nosotros:

Tío: ¿Hace cuánto se conocen?
Pablo: Hace tres meses y medio, más o menos.
Tío: ¿Y hace cuánto que salen?
Pablo: Tres meses y medio.
Tío: ¿Y desde hace cuánto viven juntos?
Pablo: Tres meses y medio.

...

El otro día con Pablo estábamos un poco rayados, y mientras discutíamos empezó a bajar y subir la luz en todos los foquitos. La compu se reseteaba una y otra vez.
Pero no: no fue por sus poderes.
Resulta que no es bueno enchufar cuatro cosas en una zapatilla, entre ellas otra zapatilla con cuatro cosas más.
O: Resulta que la fuente de mi compu anda mal.
Y, obviamente, necesito un estabilizador de tensión. Y más enchufes en el comedor.
Todo el mundo se burla de mí porque mi ex era capo con las compus y ahora estoy en bolas con ese tema.
Ahora, me hago la hacker yo y, aunque algo aprendí, me mando cagadas.
Como borrar algo de Windows, pensando que era algo raro del MSN, pero parece que era lo que lo hacía funcionar, porque no anda ni el MSN Messenger (y eso que bajé muchas versiones) ni el Windows Messenger.

...

De mis días de kiosquera, puedo comentar un par de cosas curiosas/graciosas.

Una de las observaciones que hacía era sobre las combinaciones de productos que se repetían sospechosamente.
- Por ejemplo, había muchos adolescentes que compraban paquetes chicos de cigarrillos, acompañados de pastillas de menta extra fuerte, supongo para no ser descubiertos en su nuevo hábito.
- O la combinación del día domingo con el Uvasal.
- La más graciosa era la de preservativos con el chocolate Dos Corazones. Deberían hacer un pack promocional con las dos cosas.

Y lo que me molestaba era la gente que no se limpiaba los pies en los días lluviosos.
De ahí dependía el nivel de mi simpatía, debo admitir.
Y más cuando solamente apoyaban un pie sobre el trapo de piso y pasaban el otro lentamente por al lado, como si el trapo de piso tuviera un dispositivo láser limpia-suelas.

Ya contaré cosas de mi nuevo trabajo, cuando consiga uno.

2 comentarios:

flor dijo...

nena, te quiero ver...
besotes y suerte en esta etapa porteña.

Cecilia/Margot dijo...

flor: Yo también. Tenemos que arreglar!
Gracias. :)

Besos.