martes, febrero 13

Números y aventuras recatadas

Insisto en que no es conveniente que una persona con leve dislexia sea cajera. Hoy le dije a una mina "doscientos diecinueve con veintitré..., no, no: doscientos noventa y uno con veintitrés". La cara de la mujer no fue de alegría.

Tampoco va a ser de alegría la cara de la viejita a la que le llegue en el envío la caja 219 en vez de la 912.
(Me acabo de dar cuenta de que fue con las mismas cifras, qué loco).

Hablando de plata, hoy en los colectivos gané un poco. Primero esperé el colectivo junto a una pareja muy melosa. Cuando llegó mi amigo el 26 los dejé subir primero a ellos porque estaban antes, pero cuando pasó la chica, el chico me dejó pasar. Entonces le dije al chofer "75" (no, no le dije "57"), y cuando puse las monedas, salió el boleto y también mis monedas. Las agarré, y con la palma hacia arriba miré para adelante, como no sabiendo qué hacer, lista para decirle al chofer. Y el meloso me dijo "BUENSIMOOOO...!", y la melosa lo cerró con un "ya fué" (seguramente vieron mi cara de desconcierto). Lo peor es que se los cagué a ellos por dejarme primero. Y me fui al fondo con mi pasaje gratis.
Después subí al 134 y cuando metí la mano en el "compartimiento" del vuelto había 10 centavos de más. Yo se que no es mucho, pero... es notable que pase, especialmente dos veces en un día.

Aventuras de una cajera:
Voy a contar lo que dijo un tarado. El tipo, de unos 45 años, cuando llega la hora de pagar, me tira la libretita de "tickets total" en la banda de la caja. Le pido si por favor los corta del talonario (porque me dijeron que lo tiene que hacer el cliente, que si yo los rompo cago yo, y no es mi responsabilidad), y me dice que no, que los corte yo. Y mal. Y yo sigo paz y amor y le digo que no puedo, que no me corresponde. Me dice que no se va a poner a cortar los tickets ahora (¿qué, y yo sí????), le digo, de nuevo, que yo no puedo. Y me dice "ustedes aceptan estos tickets, hagánse cargo" (!!!!). Me dieron ganas de decirle "usted lo acepta cuando cobra, y tiene SU NOMBRE y su número de documento, hágase cargo". Pero le dije que llamaba a una supervisora si quería. Y quiso. "Idiota total". Mientras venía la supervisora él me dijo que los tickets se rompen, que él no quiere pasar ese riesgo. Le dije que de última ese era un problemaa plantear con la empresa de los tickets y no con el supermercado. Y vino la supervisora. Ella le cortó los tickets (puteandolo por lo bajo), y él debería haberse metido el resto en el...
Me parecio gracioso pensar por qué sería así en la caja, y me dio un poco de risa pensar cómo la mujer lo cuernea o el jefe le hace la vida imposible y lo humilla día a día.
En los casos de esta gente idiota yo mantengo mi perfil sumiso y sincero "mire, me dijeron que no podía, yo soy nueva y hago las cosas como me dicen, además si los rompo es MI responsabilidad", mientras mi lado cínico se regodea en pensamientos de alguien que en realidad no aspira a ser la cajera del mes.

No hay comentarios.: