viernes, mayo 8

Semana

Parece que mientras Pablo y yo discutíamos un día alguno tocó algo raro en el teléfono y se grabó el mensaje del contestador. Lo que escuchan todos los que llaman. ¡Estuvo como una semana! Para colmo no sé lo que decíamos porque Pablo, cuando su mamá le dijo muy consternada, le cortó y borró el mensaje de salida.
Y bueno. Como dijo mi mamá: si alguien escuchó algo que no le gustó, que se joda por no haber cortado. Mi amiga llamó pero al escuchar eso cortó (y por eso no me puede decir qué corno dijimos).

...........

Me encantan las novelas de Mary Webb. La conocí porque encontré de casualidad dos de sus libros y me enamoré instantáneamente. Fue en un local de libros usados que tienen dos viejitos en Bariloche. Son de la misma colección: tienen tapa verde dura y rugosa, y la representación de una pintura en la primer hoja, donde está escrito a mano en letra cursiva un nombre casi ilegible, el apellido Ford, y el año 1931. Cuando la leí me encantó, me envició, me inundé del mundo que ella creó en esas páginas.
Después encontré sus novelas en internet, pero como no leo en la compu le pedí a mi papá que me imprima una, y no solo la imprimió sino que la encuadernó él a mano! Y eso es lo que estoy leyendo ahora. Pero la voy a terminar, y eso es triste...

..........

En una semana me encontré con dos de mis exes grossos y con un ex alguito. Vida de pueblo...
Pero igual me gusta ver a mis exes (nada raro, eh), yo los elegí en su momento por ser personas especiales (y sí o sí buenas, si no no). Los quiero y me gusta verlos bien.

2 comentarios:

Gi dijo...

Qué loco que te quede grabado ese tipo de mensajes!!!!
Yo a veces soy chusma, capaz me quedo escuchando....(qué vergüenza :)) Bah, depende.

Besitos!

Margot/Cecilia dijo...

Gi: Hola! jaja, bueno, por lo menos lo tenés asumido, jajaja.
BESO!