martes, junio 15

WOW

Desde hace un rato estoy en un "proyecto" para mi blog (próximo post). En realidad, hace mucho que no lo escribía y como también estoy melancólica pensé en recorrer mi pasado y archivarlo acá. Encontré algo que me dio un escalofrío. Es algo que escribí a los 17 años, que voy a copiar acá:

"Un crisantemo azul oscila entre mis poros. La décima arruga se marcó para siempre. Cada día muere un átomo de mi alma y yo, ilusa, pienso que crezco, maduro. Nunca voy a alcanzar el barco que me lleva, pero estoy segura de que me estoy acercando." (3-8-97)

Lo que me sorprendió es la imagen del barco, ya que se parece a una de Pizarnik que, casualmente, puse en un post anterior a este (uno de los dos posts de mayo, si supiera cómo poner links lo pondría acá... ya sé, soy una inútil). No digo que lo que escribí sea bueno ("chica que no se quiere")... pero es impresionante encontrar una coincidencia como esa. A Pizarnik no la había leído nunca (la leí recién a los 19 o 20), ni sabía que existía (eso es triste, ya que una vez que la leí cambió mi vida y mi forma de verla... bah, en realidad, me sentí tan reflejada que no lo podía creer... pero supongo que eso es muy común, no?).

Voy a seguir con mi proyectito.

No hay comentarios.: