viernes, agosto 27

Incómodo

Nada más raro que una visita a la ginecóloga. Sobre todo si para romper el hielo se te ocurre hacer un chiste y te sale mal. Como cuando, por ejemplo, despues de que te dice "sacate la bombachita" (!?), y lo hacés, te vas a sentar en la camilla y hace el famoso ruido a pedo (aire que sale, como en un sillón), y vos decís "no fui yo, eh!", y la mina te mira seria desde el escritorio. Y peor es repetir el chiste, explicarlo y reirte. Y que la mina te mire de nuevo con cara de nada.

Para colmo después te dice "estás tensa".

No hay comentarios.: