miércoles, septiembre 1

Autoexiliada


Why do I feel so out of it? 

Ese iba a ser todo mi post, pero me puedo llegar a explayar un poco más.

Creo que es la ciudad. No me deja ser yo. Si yo estuviera allá sería todo diferente. Allá tengo fuerzas, allá tengo razón de ser, allá veo poesía en casi todo. No es sólo allá, es en cualquier lugar con arbolitos, y arroyos, y... bueno, lo que estoy acostumbrada a ver. Qué clase de tortura es hacer crecer a alguien en medio de toda esa belleza (y para colmo convertirla en una antisocial), para después decirle... "si querés hacer algo con tu vida tenés que mudarte a una ciudad".
En realidad está bueno como experiencia. Pero hace 6 años que me fui de allá. Y no logro ser feliz en una ciudad.

Elimino casi todo lo que hace vida a una vida. Casi no estuve en el mundo los últimos años, aunque uní algunos puntos bastantes lejanos en su circunferencia desde que me fui. Acá no me relacioné con gente, más que con "ese chico"; no hice demasiados amigos, y los que hice no los veo mucho. No salgo mucho en la ciudad. Cuando voy a lugares voy apuradísima. Y para colmo, no es que estuve en casa leyendo y nutriendo, al menos, mi cerebrito. Qué carajo hice?

Encuentro en la noche (como ahora) mi refugio. Será porque la ciudad se calla un poco? Será porque no está la opción de salir, o de que me llamen, o me toquen el timbre?
Hago todo de noche.

Serrat dice: "Apurad, que allí os espero si queréis venir, 
pues cae la noche y ya se van nuestras miserias a dormir." 

No sé.

....

Lo que faltaba. Pelea con "ese chico", que se quedó a dormir en casa porque está enfermo, y se levanta a las 3 de la mañana y como me ve tan paranoica en la compu nos peleamos. No puedo tener un blog sin que sepa? Esto va con lo de no saber mentir. No puedo actuar cool si de golpe se levanta y me sorprende porque casi siempre duerme como un lirón?

Lo que faltaba, en serio. Ya ni eso tengo. Más a mi vivir mal y mi desesperación por la paralización crónica.

No hay comentarios.: