jueves, septiembre 16

Esa voz en el teléfono


Llamé a una librería para averiguar sobre unos libros en inglés. Atiende una máquina, y después si esperás atiende alguien del negocio. Pero la "máquina", era un señor cuya voz me gustó mucho. Me estaba deleitando escuchándolo cuando me doy cuenta... "esta voz se parece a la de mi papá! Dios mío, más de mi edipo manifestado... quiero que se vaya! que se vaya el edipo y no vuelva más!".
Pero me sobrepuse, así que cuando llamé de nuevo, varias veces disfruté de escucharlo e imaginarlo como un hombre joven pero no tanto, apuesto, y que sabe mucho de libros, jé.
En una de las llamadas, no me atendió la mina de siempre sino... LA VOZ! se llama Adrián, y no es tan amable como hubiera querido. Y bué, debería haber mucha gente.
Llega el momento de ir a la librería a comprar los libros. Atenta a ver si está Adrián, entro. "Tiene que estar, porque hablé con él hace una hora nada más". Al entrar, el panorama no es muy alentador: Adrián puede ser o una versión argentina de Danny DeVito, o el clon de (creo que) Freddy de Video Match, hombre que me da ASCO, desde que vi el sketch donde puteaba mucho.
Me atiende "Danny". Pobre, lo hago hablar mucho. Es que no estoy segura de que sea "la voz"! Y mientras miro los libros, paro el oído y escucho atentamente a "Freddy". Lo miro, me mira. Mucho. "Oops, se debe pensar que estoy con él". Sigo atenta a Danny, casi estoy segura de que no es suya la voz sexy del teléfono. Miro a Freddy de nuevo, que atiende a alguien pero lanza miradas furtivas hacia mí. Confirmado, me está buscando. Bah, yo lo busqué a él primero, debe pensar.
Me voy con mis libros y con unas miradas guardadas en el bolsillo de mi saco gris, pero sin una imagen linda para unir a la voz. Decepción, pero un posible ahorro telefónico.


Update 4/10/2004: Hay esperanzas!!! Hoy me atendió una voz muy similar a LA VOZ y se llamaba Marcelo, no Adrián. Tal vez no era Freddy el de la voz, sino Marcelo (el apodo se lo pondré cuando vaya y lo vea).

No hay comentarios.: