sábado, junio 25

Trabajo

El trabajo me sigue encantando, aunque tengo las manos y la espalda hechas mierda. Es un ambiente re copado, me cago de risa; aunque me exploten me encanta, aprendo mucho. El tema es cuando no tenga más que aprender. Pero ahí me puedo poner a innovar. ¡Porque me dan un montón de responsabilidades para haber estado menos de un mes!
Mis compañeros me llaman “la loca de las tijeras”, porque les conté de cuando me lastimé el ojo con una tijera, accidente por el que nunca vi bien con el ojo derecho. Una de mis frases célebres es: “pero no me clavé la tijera, sólo me saqué un pedacito”.

Hubo otra guerra de masa de brownie. Esta vez los integrantes fueron: la chilena, el mismo chico del otro día, y el “pastelero jefe”. Como éste empezó a gritar que después la masa de brownie no iba a alcanzar, empezaron a usar el mousse de chocolate que yo estaba haciendo en una palangana. Lo loco es que no me incluyen a mí, por suerte. En un momento el pastelero (lo vamos a llamar Pitufo de ahora en más), miró una heladera y dijo “la torta de coco ya fue, ¿no?” (está desde antes que yo esa torta). Le dije que sí, la agarró, y mientras el otro chico (lo llamaremos Básquet), agarraba a la chilena de atrás, Pitufo le trató de estampar la torta de coco bañada en chocolate en la cara. Digo trató porque la torta parecía de utilería, rebotó en la cara de ella y le pegó en los dientes a Pitufo, que quedó bastante adolorido.

La Raulito se tomó unos días, y me enteré ayer que ellos también la llaman así: cualquier cosa les echo la culpa.

Hoy estuve sola con Pitufo y Básquet y hubo un diálogo muy lindo para mí:

Pitufo: …porque queremos poner nuestro propio negocio nosotros dos.
Básquet: Te venís con nosotros.
Pitufo: Sí, ya le dije, sí o sí se viene.
Básquet: O te matamos.
Pitufo: No tiene opción, es o venir o la muerte.
(pausa)
Pitufo: Y si te vas a la mierda vos, avisá un mes antes así nos vamos nosotros también.

Y esa fue la alegría del día. Mucho mejor que la alegría del miércoles, que fue el yanqui que me hacía sonrisitas en el colectivo.

Comentario colgado, o no tanto: Cómo me gusta la gente zurda!!!

Otro comentario: el lunes hacemos brownies especiales. Esos no los vendemos.

No hay comentarios.: