domingo, febrero 5

De trabajo, de la feria, de canas y de músculos

Las cosas se van encaminando. Ya tengo un trabajo tranqui y de pocas horas, y tengo casa, que voy a alquilar con mi hermana mayor. Una casa con mucho patio, dos habitaciones, un arroyito, un membrillo, un sauco y un manzano. Estamos considerando tener un perro (yo dudo, porque en algún momento me voy a ir. Si no, no lo dudaría: un ovejero).
Cada vez estoy más cerca de las cosas que "quería y no quería" de un post de agosto del 2004. Decía: (porque lo saqué)

------------------------

Cosas que quiero pero no quiero



- Trabajar

- Tener un bebé

- Volver a mi pueblito

- Tener un perro grande grande

- Rendir mi primer final después de 3 años

- Vivir en una casa con patio

- Hacer amig@s nuev@s

- Estar con mis amig@s

- Estar con mi familia



- Volver con él

------------------------


Se ve que me voy acercando a lo que me hace bien. Ahora la lista cambiaría un poco. Tendría que hacer otra.
Hay varios posts que yo me acuerdo de haber escrito, y que después me doy cuenta que saqué. No me tiene que importar quién lee el blog. Yo sé que, como me dijo un amigo, hay sinceridades y sincericidios, pero no creo ser taaan salvaje con mi forma de ser "abierta".

Siguiendo mis cosas: En mi tiempo libre pienso estudiar y hacer tortas que voy a vender (ya tengo un tiramisú encargado para el fin de semana, y la opción de dejar minitortas en un restaurante) y, si puedo, atiendo el puesto de mi mamá en la feria. Me encanta atenderlo, me encanta estar ahí. Siempre la voy a ver a mi hermana, que lo atiende hasta que se vaya a Buenos Aires (llenándose de plata, la guacha, en plena temporada, ya que nos pagan un porcentaje de las ventas).
Conozco desde siempre a los vecinos de puesto, y hay algunos nuevos muy piolas.

Algo feo del día: Mi hermana, aburrida en el puesto, me encontró dos canas. Ya van tres en dos días. No me gusta nada. En Buenos Aires me agarró de nuevo gastritis, parecía que tenía un gremlin en la panza. Todo esto es por los nervios que pasé los últimos meses. Por suerte decidí hacer lo que estoy haciendo.

La alegría del día: el "hola, bonita" del chico músculos de granja del puesto de enfrente.

Voy a intentar explicar un poco esa definición. Pertenece a mi hermana y sus amigas. Y es tal cual. Los músculos, en los hombres, se dividen en: músculos de gimnasio y músculos de granja.
Los músculos de gimnasio son muy marcados, abultados, y aumentan el tamaño del portador. Se notan artificiales, forzados. Son excesivos.
Los músculos de granja, en cambio, son más leves, naturales, armoniosos con el resto del cuerpo. Como lo indica su nombre, son idealmente obtenidos a raíz del trabajo físico en el campo. El portador sigue siendo considerado "flaco" (no raquítico: normal), pero con músculos de granja. Y lo mejor de ellos es que van acompañados de un dorado hermoso en la piel, por trabajar bajo el sol.

Algo divertido que acabo de escuchar:
(Situación: el hijo de la mujer de mi papá, de siete años, bañándose).

Mamá: Muy bien. Ahora, con el mismo ímpetu, lavate las patas.
Hijo: Con quién?

No hay comentarios.: