viernes, diciembre 15

Ojos y cola

Ayer fui a una clase de baile con mi Pablo. En un momento yo estaba bailando adelante de él, y la profesora le dice "la vista al frente".
Él le dice "estaba mirando su postura...".
Y los tres nos reimos, y ella le dice "no, sabés que no. Pero dejame, yo con algo me tengo que reir!".

Yo estaba con pollera, y Pablo me bajó del colectivo como siempre: bajando él primero y después abrazándome en la parte superior de las piernas y llevándome hasta la vereda. Bueno, en este caso cuando me bajó, la pollera quedó toda levantada, y le mostró mi bombacha blanca con un signo de stop a toda Primera Junta.

Pablo se da cuenta cuando me miran por la calle. Casi todas las veces, y hasta más que yo en ocasiones. Es graciosa su actitud. A veces se calienta y los mira mal, pero a veces hace otras cosas, como abrazarme, agarrarme la cola, besarme. Yo le digo, cuando lo hace: "¡pero así el tipo si es un pajero se calienta más!", y me dice "bueno, pero sos mía".
Era territorial la cosa.

No hay comentarios.: