miércoles, agosto 15

Deshabilitenmeee (o cúrenme)

"Creo que parte de mi preferencia por la noche se debe a que odio que suene el teléfono, y saber que tengo que hacer cosas como ir al banco, y eso. Si a la mañana suena el teléfono generalmente es la inmobiliaria, o alguien molesto así", le decía al homeópata cuando sonó su celular -que estaba apoyado en la mesa- a un volumen que aturdía. "Justo. Y sí, entiendo que odies que suene el teléfono", me decía él con tono jocoso apagando rápidamente su celular.

Odio atender a la inmobiliaria, a los que llaman porque debo algo, a los vendedores, y hasta a mis amigos, especialmente a la mañana. Odio tener que hacer trámites (odio que impliquen medio día y que tenga que viajar en medios de transporte llenos) y la mitad de las llamadas me recuerdan que debo hacerlos.

Por eso, me encantó tener el teléfono cortado para recibir llamadas la última semana. ¡ES EL PARAíSO! Puedo hacer llamadas con tarjeta pero no me pueden llamar. Un poquito me puso nerviosa porque la inmobiliaria me puede decir algo al escuchar "la línea a la que está llamando no se encuentra habilitada para recibir esta llamada", pero que no rompan.
Hoy llamé para reclamar, ya que había pagado hace una semana, y mañana vuelve a estar todo como antes.

Fue bueno mientras duró.

3 comentarios:

La Garrapata Vegetariana dijo...

Che, y si (consejo de onda, eh!) pagas las cosas antes que se venzan así no te llaman para que no te llamen? Digo…

flor dijo...

no te vuelvo a llamar nunca más a la mañana..jejeje

Cecilia/Margot dijo...

La garrapata vegetariana: Sí, debería organizarme mejor. Igual también tiene que ver con venir de un pueblo, allá es distinto. Snif...

flor: Jajajaja, igual si lo hacés y te atiende el contestador igual hablá, que tal vez estoy filtrando llamadas y te atiendo :)

Besos.