miércoles, abril 23

Denuncia poética

La maestra nazi está de nuevo retando a los chicos en el patio, de una forma verbalmente violenta.
Esta vez es a una nena, además de a Federico.
Veo entre las hojas de un árbol muchos guardapolvitos sentados en ronda, y escucho gritos que hace unos minutos me despertaron de mi pequeña siesta oportunista.

Dijo cosas como:
"¡ustedes quisieron la clase afuera!"
"¡Sentada! ¡Sentada! ¡Sentada! ¡Sentada!"
"Movete un poquito más, movete un poquito más" (en tono muy amenazante).
"Ahora no participan en la historia"
"¡Vos también, Federico!"

Lo que me dio a entender que iban a hacer una historia en el patio.

Entonces, un poco (un poco) más calmada, empezó. "Los varones piensan los personajes y las nenas los lugares". Pero hasta su tono calmado parece digno de la niñera de Hitler. Si fuera uno de esos nenes, temería no poder pensar un personaje o un lugar en 10 segundos.
Hasta sus "muy bien, muy bien" dan miedo. Y les dice a todos vos: "Vos, qué pasa en una panadería", "vos, un personaje más".

En la cama, me dieron ganas de tirarle un huevazo. Pero no sé cuánto daño hará su impacto desde un cuarto piso, y además tengo miedo de pegarle a uno de los nenes.
Pero me encantaría que pruebe un poco de su propia humillación, delante de esos niños.

No sé, al menos existe mi forma casera de justicia poética. (?)

............

Comentario colgado: Me dí cuenta que me perdí todas las referencias al "género" blog que se deben hacer ahora en las clases de Letras. Cuando yo iba, no eran tan conocidos.

Comentario mucho más colgado: Una persona es, no sólo golosa sino muy haragana, cuando deja, dentro de la heladera, el cuchillo en la bandeja del alimento que se sirve en porciones. Ej: lemon pie, arrollado de roquefort y tomate.

No hay comentarios.: