viernes, mayo 30

Suddenly active

Con las chicas del grupo de preparto nos seguimos reuniendo cada dos o tres semanas. Somos cinco, más nuestros cinco cachorros. Es lindo charlar mientras ellos retozan, se miran, se tocan. Ir viendo sus diversas personalidades y evoluciones. Y charlar de sus caquitas, llantos, ropitas, vacunas, vómitos, sin sentirnos patéticas y aburridas. Es agradable también poder estar tomando mate y que nuestras interlocutoras nos comprendan si hablamos de dolor de tetas, de toda la ropa del placard rebelde y repentinamente encogida, de copiños abuelísticos para amamantar o de libido alterada.

De cinco flamantes padres, cuatro están haciendo actividades nuevas dos o tres días a la semana. Pablo por fin se decidió a practicar karate lunes, miércoles y viernes (le estuvo dando vueltas al asunto más de un año y ahora que nació Casiel, lo hace). Mariano1 empezó a jugar al paddle con una abnegación insospechada, ya que nunca había sido constante con ese tipo de cosas, según su mujer. Andrés también empezó algo pero no me acuerdo qué. Cristian, clases de bandoneón. Mariano2 quiere hacer algo, pero dice que ella no lo deja todavía (justo él pasaba por ahí en la reunión en la que surgió el tema, que fue en su casa). No quiero empezar a preguntarme el por qué de este comportamiento, ya que probablemente me trate de culpar a mí, o si no a él y no sé cuál es peor. Además no lo veo como algo negativo.
En realidad me gusta que haga algo por él y, como es cuando Casiel duerme, con el tema del cuidado del bebé está todo bien.
De todas formas me da curiosidad esta reacción masculina. En la reunión les pregunté si no sería el viejazo que les agarra por ser padres, pero me dijeron: "¿Pablo cuántos años tiene?"; "25"; "Y, no creo". ¿Tendrá que ver con las nuevas responsabilidades adquiridas? ¿O con no bancar una mujer puérpera? Pero dije que no lo iba a analizar.

Tal vez a ellos también les vendría bien juntarse.

3 comentarios:

Tina dijo...

ES lo mpás reunirse c otras mamás!! Yo me reuno con las chicas de gym para embarazadas, nuestros niños ya tienen 1 año y 9 meses y es como una especie de terapia grupal reunirnos!

Uy, me llora Tiaguito!


YA vengo!!

Muaaaaaaaaa

Tina dijo...

Volví!

Cuando nos reunimos con las chicas (somos 4 mamás las que estamos siempre y 2 más que a veces faltan) nos quejamos de los maridos, hablamos de lo que hacen los nenes, de nosotras como mamás y como mujeres.

Estoy muy contenta de haberlas encontrado y está bueno saber que tenés amigas que pasan lo mismo que vos. Los primeros meses de Tobi nos llamabamos para ver "si era normal" tal o cual cosa o nos alegrabamos todas cuando uno cortaba dientito o daba sus primeros pasos!

No pierdas ese grupo de amigas porque además es buenísimo para los niños que puedan jugar con otros niñitos!

Te mando un besote grande! Aaaaaaaaaaah, y tu bebé es HERMOSOOOOOO!!!! MORFABLE %100!

TE FELICITO! :)

Cecilia/Margot dijo...

Gracias por pasar, y por volver! jeje.
Totalmente, lo que más decimos y escuchamos es "¿es normal?", "¿a vos también?", etc. Está muy bueno reunirnos.
Si no me voy a El Bolsón, voy a estar re feliz de que Casiel crezca con esos amiguitos tan especiales, que conoce desde la panza.

Un beso enorme, y gracias.