domingo, octubre 26

Increable

El otro día cuando vibraba mi celular me acordé de mi hermano Joaquín, que al escucharlo siempre me preguntaba "¿te vas a depilar?". Es un celu viejo, che. Ahora lo usa Pablo.


También me acordé de un diálogo que tuve con mi mamá, mirando embobadas a mi hijo:

Yo: Cómo lo quiero.., me acuerdo cuando me dijiste que vos me querías mucho más que yo a vos.
Má: Ahora me creés.
Yo: En realidad lo dijiste tan convincente que te creí, pero me puse mal, pensaba "pobre, ella sabe que la quiero menos que ella a mí, es muy feo" y me daba pena y trataba de quererte más, para que no sea así.

Y nos reimos.


Ya más de grande, y sólo algunas veces, traté con todas mis fuerzas de querer más.
No funciona.

4 comentarios:

La Garrapata Vegetariana dijo...

¿Pablo se depila??

Margot/Cecilia dijo...

Jajajaja!
Bastante que usaba mi celu con el estuche rosa los primeros días. :D

Gi dijo...

Mi mamá y mi papá también dicen lo mismo: que los padres quieren más a los hijos que a la inversa (en general). Creo que es verdad...ellos son más incondicionales conmigo que yo con ellos :)

Margot/Cecilia dijo...

Sí, o hay muchas clases de amor, qué se yo. Pero me parece que le gana a todas las demás la clase de amor de madre a hijo.