viernes, noviembre 11

Canjes, meta/beta, metidas de pata, Louise

Empecé a hacer la feria de nuevo! Me encanta. Vuelvo a estar ahí, al sol, mirando gente, recibiendo visitas, tomando mate, comiendo comida de la feria, riéndome con los vecinos de puesto, encontrándome con mucha gente que conozco y no vería de otra forma.
El otro día hice canjes! Canjeé: un mate por un dulce de zarzamora, un mate y un colgante por un gorrito para Casiel (y me quedó saldo para medio gorrito más), y después vino un vecino de puesto a preguntarme si me daba para canjearle una taza por un duende. ¿cómo decir que no a eso? jeje. Igual llamé a mi mamá y le pregunté si tenía alguien a quien regalarle un duende, porque me habían ofrecido un canje.
Ella no tenía a quién regalarle un duende (y que le guste) pero tampoco pudo negarse al canje. Así que el vecino de puesto se fue contento con su taza, y nosotras nos quedamos con él:


Encima el duende valía menos que la taza. Pero no sé, me dio ternura que él tenga su taza, para regalarle a una chica.
Los vecinos de puesto guitarreaban, y aunque no eran muy buenos yo estaba feliz igual porque hacían canciones de Spinetta.

---

Estaba pensando que las personas pueden ser meta-vivenciales o beta-vivenciales. Las primeras viven como analizando la vida. Son más mentales, observadoras, viven al mismo tiempo que analizan lo que están viviendo. Las segundas son como los programas beta: van a los hechos, se hacen camino al andar. Todos tenemos de las dos cosas pero casi siempre alguna predomina, también dependiendo del momento que se vive y mil factores más.
No estoy segura de si ahora soy una meta-persona o una beta-persona. Creo que ando bastante equilibrada, por suerte.

---

Hoy hice algo gracioso. Estaba haciendo mate pues el chico que quiero (que es "el chico con el que tengo onda" del post anterior) pasó un ratito. Todo viene tranqui con él y es todo más bien beta (para seguir con lo que mencionaba anteriormente), que me encanta porque me cansé de las palabras y las vueltas. Resulta que le dí algo que me pidió y que suelo vender, y me lo quería pagar. Le dije que no. Me dijo "¿Pero no trabajás vendiendo esto?" y le dije que sí pero que también se los daba a la gente que quiero.
!!! (nunca se habló de cariño ni nada similar)
Pero no terminó ahí. La embarré más, diciendo "uh, te acabo de decir algo... eh...".
Jajaja, soy muy aparato.
No dijo nada. Yo procuré no hablar más, me concentré como nunca en el mate, y él me abrazó de atrás.
Pero estuve tentada todo el día por las boludeces que hago (que digo).

---

Desde hace unos días que me encuentro con una sensación nueva: falta de aire. Mi sistema respiratorio, por momentos, no funciona igual. Es muy loco! Y me molesta un poco la garganta, la tráquea, además de que los pulmones no me dejan aspirar todo el aire que quisiera y a veces me da tos. Entonces se me ocurrió ver qué decía Louise L. Hay. Esta señora escribió un libro que se llama "Usted puede sanar su vida" y al final tiene una lista de afecciones físicas, posibles causas (emocionales) y frases para repetir por un nuevo "modelo mental". Qué bronca que me daba cuando, de chica, le decía a mi mamá que me dolía el oído y me decía "¿qué es lo que no querés escuchar?", todo por culpa de Louise L. Hay! Bueno, miré y no me convenció. Y después me avivé de que no iba a estar "cenizas". Yo creo que es eso.
Si les dio curiosidad y quieren chusmear el libro de Louise L. Hay, está acá. En la página 54 empieza la mencionada lista.

No hay comentarios.: