sábado, junio 5

Golden girl!

Me acaba de llamar mi "suegro", me pidió que la semana que viene le cuide un perrito que compró, un Golden. QUE LINDO!!!
Yo quiero una mascota, a veces me siento un poquito sola y aparte me gustaría cuidar a un animalito que me quiera mucho y que haga lío y que yo lo quiera mucho.
Lo pensé mucho... pero desistí.

Perro: (me encantan) no puedo, porque vivo en un depto. y no me gustan los perros chiquitos, que parecen o lauchitas o de esas pantuflas peluditas (no vaya a ser que me confunda). Así que grande no podría, pobre perro. Quiero un pastor alemán, un golden o un labrador. QUE LINDOS!!! Cuando tenga casa con patio voy a tener uno de esos perros.

Gato: NOOOOOOOOOOOO! Son maléficos!!! Toda la vida me dieron cosa, esa mirada como mala que tienen, siempre pensé que estaban escondiendo algo, que me estaban midiendo... y aparte son medio asquerosos (en términos de muestra de cariño). No se puede comparar un gato con un perro.

Hámster: No me gusta porque tiene mal olor... al menos los que tenía mi hermano daban mal olor. Y el olor de la pieza de mi hermano a los 13 años, no me lo puedo sacar de la nariz, es muy feo. Si llego a oler eso en mi casa, PESADILLA!!!

Pajarito: Me da cosita que no vuele, pobrecito. No quiero tener uno encerrado en una jaula en mi casa (sé que no es muy diferente al hamster en una pecera, pero por lo menos el hamster puede caminar, el pajarito no puede volar!!!).

Pez (hablando de pecera): QUÉ EMBOLE!!! No, gracias.

Tortuga: Ésta la pensé bien, porque me gustan. No sé que onda con respecto a vivir en un depto. Pueden, no? Pero no quiero que un día aparezca electrucutada porque se puso a mordisquear un cable. Y no quiero ver el depto lleno de perdigoncitos (léase "caca de tortuga").

Loro: No entra en la categoría pájaro anterior porque no va en una jaula, yo éste también lo pensé bien por ese tema... y aparte podía conseguir uno gratis! Bueno, lo negativo era su parloteo, y también me daba cosa que vuele por toda la casa (y en jaula NO!), capaz caía en una olla de agua hirviendo y ya no me tenía que preocupar por la cena. (QUE FEO!!!)

Creo que llegamos al final con el... HURÓN!!! Ese me había convencido, son juguetones, cariñosos, y del tamaño de un gato (pero no maléficos!!!). Dicen que te desordenan toda la casa, pero bueno, de a poco iba a ponerle trabas, en los armarios, y demás. Y hay que bañarlo una vez por mes; me había entusiasmado con la idea de hacerlo nadar en mi bañera o en el lavamanos... que lindo!!! Pero cuando me decidí, no pude por un tema monetario. Tiene que dormir en una jaula GRANDE (sino hace desastres), onda y se lo pone ahí también partes del día para que se tranquilice, o cuando se porta mal (a tu casita hurón!). Eso era caro. Y la comida, el hurón en sí (son caros!!!), y todo eso, sumaba demasiado.

La onda es que no tengo mascota, más que las cosas vivientes que crecen en los tuppers que quedan meses en la heladera (esos parecen más experimentos científicos que mascotas, igual).

Conclusión: voy a cuidar a un cachorro de Golden... que lindo!!!

2 comentarios:

Willow dijo...

Yo tengo un gato, es fenomenal. La gente que les tiene miedo es porque no los entienden. Les hacen un favor a no comprar uno.
Y los hurones son fantasticos, pero muerden... y son delicados.
Suerte con el perrin.

Margot/Cecilia dijo...

Bienvenido, Willow. No puedo evitar el miedo, puede ser por no entenderlos o por entenderlos demasiado... sus poderes especiales . ;)
Es cierto que los hurones son delicados... lo que no sabía es que mordían!
Saludos.