jueves, junio 24

Visitante

A veces siento que voy como de paso por mi vida.
Soy ajena a todo. En mi casa no pago las cuentas, no le tiro demasiada onda, con suerte riego las plantas (pobrecitas). En la facu, cuando estoy en un aula, siento que todos mis compañeros pertenecen al grupo de alumnado, pero yo no me siento así. Y siempre siento que ellos son mejores que yo, que pertenecen más a la facultad. Que merecen más que yo hacerle preguntas al profesor. Yo soy una extraña en la universidad. Voy sólo lo indispensable, y nada de irme a tomar un café en un bar de por ahí para estudiar. Voy corriendo a la clase (sólo a las que son obligatorias), porque llego tarde, me siento, y me voy derecho a mi casa cuando termina. Es más, cuando puedo me voy antes. Como que no me involucro.
En la ciudad, también voy como de visita. Siempre camino rapidísimo, aunque nadie me apure, nunca voy a un parque a tomar mate, o a estudiar, a nada (bueno, el año pasado iba a hacer piruetas con botellas, pero esa es otra historia). Hago lo que tengo que hacer y no paro en ningún lado.
Con mis amigos, soy totalmente cerrada. No les cuento mucho, no los voy a visitar, los veo lo imprescindible, o cuando organizo una cena o salida, con anticipación (que muchas veces quiero cancelar a último momento). Con respecto a mi familia, muchas veces me siento una extraña. Puede ser porque están lejos, o porque ellos siguieron juntos y yo me separé, y por lo tanto un poco extraña soy. No sé. Pero muchas veces veo sus códigos y no entiendo cómo yo puedo ser de esa familia (pero tal vez todos se sienten así con respecto a sus familias).
Es como que vivo en una inercia constante como por afuera de todo. Yo dije en un post anterior que trato de encontrarme a mí misma, porque yo siento que también soy ajena a mi propio ser. Y cuando pueda salir de ese enajenamiento personal, tal vez me involucre más en otras áreas de mi vida.
A veces me pregunto por qué soy un extraña con respecto a mí misma. Es por mi esencia solitaria? Es por un distanciamiento artificial y autoprovocado para protegerme de algo?
Lo que sé es que no es muy lindo que mi existencia transcurra como rozando la vida.

5 comentarios:

Tina dijo...

A todos nos pasa en algun momento hasta que encontramos el camino, no desesperes Margot!! Abrazo

bjork altman dijo...

Hola... primera vez que leo tu blog y me gustó, tal vez porque encuentro cosas en él que se parecen a mí, o cosas que comparto en la distancia. Dos cosas me parecieron curiosas porque me pasaron igual: esto que contas de la facultad y lo de un par de post anteriores, lo de alejandra pizarnik, sobre cómo habías escrito cosas parecidas a ella sin conocerla. A mi me pasó lo mismo. Una chica con la que salía me dijo que yo me parecía a pizarnik en algunas cosas que escribía y me prestó las obras completas y fue muy raro ver que sí, que tenía razón. Que había ideas o sentimientos míos que se veían también en los poemas de Pizarnik.
bueno, quería comentarte eso. yo estoy haciendo un blog con un amigo pero creo que nos está quedando espantoso, en fin. seguiré leyendo el tuyo que es mejor.
un beso

bjork altman dijo...

perdon, yo de nuevo molestando por acá, donde puse la dirección de blog en realidad me equivoqué y puse la dirección de uno mio, no el que hago con mi amigo. igual el mio también es malo. en fin. saludos otra vez.

Margot/Cecilia dijo...

Tina: Gracias, ojalá se me pase pronto porque no me gusta estar así!

Bjork Altman: Gusto en conocerte, qué bueno que te guste mi blog! Y que haya coincidencias, eso es lindo El tuyo está muy bueno también. Al final pusiste 2 veces la misma dirección, no pusiste la del blog que hacés con un amigo.

Saludos.

Marina dijo...

Wow. El 95% de ese post podría haber sido escrito por mi - si tan solo tuviera tu facilidad con las palabras.