martes, julio 20

Qué se hace con la bronca?

Odio el machismo. Me saca. Maldito curso de "Women´s Studies" que hice que me abrió los ojos a la mierda de la inigualdad de oportunidades/posibilidades/exigencias/valoraciones entre los dos sexos que está en... TODOS LADOS!!! Hasta yo soy machista. Obvio, si crecí en una cultura/sociedad así. Lo bueno es darme cuenta.
Me revienta que no me hablen a mí cuando subo a un taxi con un hombre. Tal vez estoy con mi hermano que no se ubica ni un poco en Capital y le preguntan a él, a lo que dice "si, si..." y me mira con cara de "qué se yó".
Esa es UNA cosita muy pequeña que me molesta. Cotidiana. Hay mil. Me dan ganas de pegarles a los mozos, a los que piden direcciones en la calle que aunque yo les esté hablando lo miran a "mi chico", o hasta a los pibitos que piden monedas, porque se las piden al HOMBRE, no a mí. Y yo les daría!
Obvio que hay temas más jodidos como las inigualdades de derechos, por ejemplo en el trabajo, o la frenación de acceso a la política (argumento típico: a ellas no les interesa), o los roles preestablecidos, así como una pre-determinación de los espacios que pueden ocupar las mujeres en la sociedad, espacios secundarios y "accesorios" al hombre. "Mi chico" me decía (pobre, le quemo la cabeza): que no hay diferencias en el trabajo. Y yo le decía que hay pruebas, que en el mismo puesto, con las mismas horas, la mujer gana menos que el hombre, sólo por ser mujer (hay informes).
Quiero hacer algo pero no sé cómo. Tal vez empiece un blog feminista. Ah, esa palabra. Muchos la ven como un sinónimo de "anti-hombres". Hay de ese feminismo (hay muchas clases, te lo dice alguien que tomó un cuatrimestre al respecto), pero también hay uno pro-igualdad de condiciones. Uno que no quiere ocupar el lugar del hombre imitándolo, porque eso sería seguir con los códigos de la sociedad patriarcal, sino que busca conocerse y abarcar espacios que le sean afines sin obstáculos falsos y con las mismas posibilidades que el hombre, según sus características propias. Porque es obvio que hombres y mujeres son muy diferentes. Una sociedad utópica permitiría que ambos sexos se desarrollen en plenitud sin molestarse. Pero no existe una sociedad sin pujas por poder, no? Se tendrían que buscar otro enemigo. Será que en el momento en que el hombre y la mujer estén al mismo nivel, lo logren por tener un enemigo en común, léase niños, enfermos, viejitos, travestis, otras razas, lo que sea?
No está bien.
Muchos piensan que "la mujer ya alcanzó su lugar", porque después del largo camino que recorrió (que fue bien largo, es cierto) en el siglo XX, ya es suficiente. Pero no: falta mucho, lo que pasa es que en el momento no es tan fácil verlo (como sucede con tantas cosas...). Yo quisiera ver con claridad qué hay que cambiar (cosas concretas), para ir logrando un cambio. Así como veo con claridad que la mujer tiene que votar, cosa que no pasaba a principio del siglo pasado. Cosas que de acá a un siglo van a ser vistas como algo de trogloditas. Onda "cómo permitían que les hagan eso, o que no les dejen hacer tal cosa" (la sola palabra "dejar" es terrible en lo que implica).
Con este tema yo me entusiasmo y no termino más. Hay mucho que quiero decir. En una época me dedicaba a buscar recortes machistas, recortes de revistas que querían dar un modelo estipulado de la mujer que la ataba a un rol secundario, al servicio del hombre. O que demostraban que era considerada "menos". O en los que tenían más valor sus atributos estéticos que lo que realmente había hecho (como una nota en el diario de una mujer política, en la que se hablaba más de lo que tenía puesto que de lo que había logrado... cosa que NUNCA pasaría con un hombre, salvo con el saco cruzado abierto de Mr.K).
Hay muchas minorías. Sólo por tener una orientación sexual "diferente" (gays/lesbianas/bi) o por tener una elección de género "diferente" (travestis), o de sexo (transexuales) ya se cierran muchas puertas, aunque sean un poco menos en algunos casos que en otros de los nombrados. Y se abren otras mil ventanitas, de las que salen prejuicios, discriminaciones, desvaloraciones, y cosas similares.
En este momento me atengo al feminismo, pero yo quiero defender a muchas minorías, tengo alma de luchadora. Ojalá que a lo largo de mi vida logre algo. Y no me olvide (otra lista tengo que hacer).
Yo siempre trato de explicar lo que es el feminismo para mí porque hay muchos prejuicios y malentendidos. Desde el nombre. Se podría pensar que feminismo es el machismo de las mujeres. Pero no el mío.
Cuando le dije a la profesora de esa clase que me abrió los ojos que estaba muy enojada por las cosas de las que me estaba dando cuenta, me dijo que era una "stage", y me preguntó qué iba a hacer con la ira que tenía.
Espero algún día hacer algo constructivo.

4 comentarios:

Anajarate dijo...

Margot, dejo constancia de mi paso por aquí.. me interesaste sobremanera.. pero estoy liadísima en el trabajo..prometo y amenazo con volver en un rato..

Me apetece mucho decirte cosas al respecto de este post y de otros...

Saludos

La garrapata vegetariana dijo...

Creo que cualquier extremo esta mal, ya sea el machismo o el feminismo. Me parece idiota el tipo que mira a una mujer con superioridad solo por el hecho de ser mujer y no me banco a las damas que se cuelan en la parada del colectivo porque les corresponde por derecho divino subir primero (y por supuesto olvidate que te den las gracias). No me gustan los prejuicios y menos aquellos que los adoptan como estilo de vida.

Margot/Cecilia dijo...

Anajarate: Gracias! Espero tu próxima visita.

Garrapata Vegetariana: Creo que los dos ejemplos que diste corresponden al machismo. Y con respecto a los extremos, aclaré en mi post que el feminismo no es un equivalente al machismo pero de las mujeres, aunque el nombre así lo de a entender. El feminismo al que me refiero yo es uno que busca IGUALDAD de condiciones, posibilidades, valoraciones, etc. Y acepta que hombres y mujeres son diferentes, por eso trata de buscar un mundo en que los dos tengan un lugar equivalente, no uno sobre el otro. Así que no es un extremo, lo que sí es, es utópico.

Üls dijo...

Margot: es verdad lo que decís. Se puede defender el feminismo de la igualdad y el de la diferencia. Yo también adhiero al primero.
Date una vuelta por el depto. de estudios de género de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Ahí siempre dan cursos y se hacen lecturas sobre feminismo y derechos de las minorías. Los profesores son excelentes, vale la pena. Es en el 4º piso de la facu. Saludos. Si querés te consigo material.