martes, agosto 10

Prefiero ciego a pasivamente inércico

Yo siempre pensé (supe) que iba a arrasar con el mundo. Pero por qué en este momento es el mundo el que arrasa conmigo?
Yo me quedo quieta; odio este congelamiento que invade mis días. Todas las cosas y las personas bailan a su ritmo a mi alrededor, festejando la vida. Y en esa danza magnífica, aunque también tenebrosa, se van alejando de mí. O yo me envuelvo cada vez más en mis capas de pasividad e indiferencia, alejándome de ellos. Cada pisada de su baile eufórico y despreocupado resuena en mi interior, pero a su vez levanta el polvo y la hojarasca del piso, que también bailan, creando una cortina que termina de aislar a mi persona en putrefacción.

La cosa es que hoy empiezo la facu y no quiero. Prefiero quedarme en mi vida larvática del momento. Porque no estoy bien.

............................

"El destino es un animal ciego
que danza antes de morir."


Gianni Siccardi.

3 comentarios:

chizz dijo...

entonces, que carrera estas haciendo?

Margot/Cecilia dijo...

Estudio Letras, Chizz.

Weltschmerz dijo...

El congelamiento que invade los días... ufff.... cómo remediar eso?
Yo empecé la facultad congelado... sin hablar, sin mirar... sin nada...
Sólo salude a unos compañeros del año pasado, pero este cuatrimestre va a ser bastante desolado para mí...
Saludos!!!