miércoles, septiembre 8

Mis debilidades

Hay veces en las que me siento muy débil.

Como cuando algo me da tanto asco que no puedo hacerlo por las arcadas que me provoca.
Un caso así es cuando limpio abajo de mi mesada y adentro de alguna olla perdida en el espacio y en el tiempo hay un agua como hecha moco, espesada por los meses que estuvo ahí. Trato de limpiarla pero juro que no puedo.
Otro es cuando en el desagote de la bañera se juntan muchos pelos, y cuando los saco se hace una tira interminable y para colmo elástica. Yo hago lo que puedo, pero las arcadas me pueden.


Hay veces en las que me siento muy querida.

Y es cuando "mi chico" hace esas cosas por mí.

No hay comentarios.: