lunes, mayo 9

Últimamente

Ella sólo puede pensar en una cosa.

Entonces decide poner a prueba sus habilidades expresivas. ¿Podría enfrascar con palabras cualquier cosa, logrando una tensión lo suficientemente armónica como para tener sentido en conjunto?
Con la libreta en una mano y la tinta verde secándose lejos del papel, ella prefiere reposar su cabeza en la almohada, cerrar los ojos, sentir el calor del velador recorriendo su rostro, y seguir pensando.

Para luego apagar la luz y esperar en sus sueños.

Pero allí no aparece.

No hay comentarios.: