martes, noviembre 15

Puchereando en el colectivo

Escalofríos por todo el cuerpo.
Sentada en uno de los asientos individuales de la parte izquierda del colectivo.
Escuchando música muy significativa en este momento. Música que me hunde un poco el pecho, pero que me hace llenarlo de aire en cada lento y profundo respirar.

Escalofríos por todo el cuerpo.
Cuando miro por la ventanilla y veo una paloma semimuerta, o muerta. Parece más chica de lo normal, y más oscura (no es un zorzal). Pienso patéticamente que tal vez es “la luz de la muerte sobre ella”.
Ver eso normalmente no me afectaría mucho. Pero también veo otras dos palomas tratando -frenética e inútilmente- de moverla, de subirla al cordón, de levantar vuelo aferrándose a ella. Desesperadas.
Mientras, sobre la vereda hay otras diez que comen, “pavoneándose” sin inmutarse.

Escalofríos en todo el cuerpo, especialmente en la pierna derecha (¿por qué?).
Lágrimas en los ojos.

Y me digo: “música de mierda”.

No hay comentarios.: