lunes, enero 23

Algo raro

Guardar un vestido que me queda feo y es muy estilo “mamá” (y encima mamá de los noventa), negro con pequeñas flores blancas, con tiritas en los hombros que se enganchan con botones en la pechera (y hasta un bolsillo en esa pechera).

Y saber que lo guardo para cuando esté embarazada. Como si, al tener panza, vaya a convertirme automáticamente en una mamá que usa un vestido largo y con apliques de encaje blanco. Como si lo fuera a usar.

Pero está ahí, en la valija negra.

Está ahí guardado -como si mi anhelo necesitase algo tangible que funcione de recordatorio- para que, cuando llegue ese momento que tanto ansié siempre, decida no usarlo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen dia cai de sorpresa a este blog.

Es agradable leerte, sin mucha pose, con mucha simpleza, pero no por eso menos profundidad.

Que bueno que te expreses

Gerardo Alcala

Cecilia/Margot dijo...

Gracias, Gerardo!

:)

Saludos.

Margot/Cecilia dijo...

Quiero contar que ya me embarazé 2 veces y... NO USÉ EL VESTIDITO. jaja
Se lo regalé a la hija de mi amiga, que lo modificó y lo usa.
Otra cosa que hago: guardar ropa para mi futura hija (y ropa que ni yo uso, pensando que va a volver a estar de moda), pero... tengo dos varones. JAJA