sábado, febrero 3

Y acá estamos...

Escuchando la radio de tango en casa, ropa en remojo en la bañera, el ventilador que no me apunta a mí: apunta a la compu. ¡Se apaga sola! Y creemos que es porque tiene calor.
Planeando el casamiento, que va a ser en El Bolsón, en marzo (buenísimo porque ya lo extraño demasiado). Usando los tacos que me pondré en la fiesta, para acostumbrarme a la altura.

El otro día hablando con mis primitas me dí cuenta de que mi colectivo preferido y siempre usado en USA era el 26. ¡Igual que acá! Y cuando lo hablé con ellas, tenía 26 años. Ahora ya no. Empecé mi cumple, hace casi un mes, con mis tres primos que quiero mucho, el novio de mi prima mayor, y mi Pablo. Fuimos a un bar con juegos de mesa (si hubiéramos jugado bien al que elegimos, hubiera sido más divertido; pero nos dimos cuenta después cómo era). Es notable, pero en el aspecto musical empecé como el año pasado. Pasaron más de una hora de U2, y justo antes de las doce.

Ahora trabajo de cajera en un supermercado importante. Voy tres días y está bueno. Está bien organizado y pagan bien. No saben que me voy 20 días en marzo. Pero si está todo bien, tal vez hasta sea capaz de volver después del casamiento y la luna de miel.

Los trabajos en atención al público no son para mí. Lo raro es que de 21 trabajos que tengo listados en mi curriculum, casi la mitad poseen la atención al público como rasgo importantísimo. Cuando empiezo en un trabajo así sufro mucho (aunque no se nota: los clientes muchas veces me dicen que soy muy amable, eficiente, y siempre sonriendo), y me dedico -por ejemplo, cuando voy caminando por la calle- a comparar el resto de los trabajos de atención al público con el mío. Y todos siempre son mejores. Paso por un cyber o kiosco y digo "claro, acá tendría que trabajar yo, es menos complicado" (si ese no es mi trabajo actual). Y así.
Soy re Gata Flora.

Observación de la semana: No es conveniente que una persona con leve dislexia sea cajera.

2 comentarios:

Desind dijo...

Margot/Cecilia

Te encontré de casualidad por un comentario tuyo no se donde.
Me alegra que estes bien, pero no que hayas vuelto a Buenos Aires. Cada vez la soporto menos.
Te mando un beso y te seguiré leyendo.

Cecilia/Margot dijo...

Hola, Desind!!! Cómo estás? Yo volví pero sabiendo que me voy en un tiempo... si no no!
Tiene cosas buenas, igual. Pero hasta ahí.
Un beso!!!

Margot/Ceci.