domingo, agosto 3

Febrero

Una noche de febrero estaba durmiendo en la casa de mis abuelos, en Ramos Mejía, y me desperté sobresaltada. Estábamos de vacaciones con mi hermano: porque éramos de El Bolsón y nos veníamos de vacaciones al calor y al smog de Buenos Aires, a la casa de mis abuelos. La pasábamos bien, porque era diferente, y por la familia (excepto esa pelea en la que me hizo no sé qué cosa tan fea y yo lo empujé como para que se caiga por las escaleras de mármol. Suerte que mi hermano era como una lagartija). Esa noche me desperté, creo que por el calor o por algún ruido de ciudad, y, al ver el cielo tan iluminado (estaba acostumbrada a que la noche sea bien -pero bien- negra y que el único ruido sea el aullido de los perros vecinos), me tapé desesperadamente al mismo tiempo que exclamaba "¡SANTI!".
Pensé que era una bomba nuclear.
Tenía 16 años. Por dios.
Santi no se despertó, pero al día siguiente cuando le conté se cagó de risa, y lo sigue haciendo de vez en cuando.
Y yo le digo "¡pero te quería salvar!".

4 comentarios:

Ardillor dijo...

Qué sorpresa! Siempre es grato conocer a alguien de la comarca, aunque sea virtualmente.
A mí cuando venía de vacas nada más, me pasaba siempre que me asombraba y me admiraba de las peculiaridades de Buenos Aires que los que vivieron acá siempre no miran. El movimiento nocturno en Av. Corrientes, el color de la noche, el perfume del verano, los edificios antiguos..
Ahora mismo tengo un "flash" permanente que entra por mi ventana, y es kind of creepy para los que vienen por primera vez y creen que son los paparazzi que no me dejan en paz :p
Un beso, seguiré pasando!

Margot/Cecilia dijo...

Jajajaja, te acostumbrás para cuando seas famosa.
Es cierto que es grato el encuentro.

Un beso, nos seguimos leyendo y viendo!

Isabel dijo...

ahhh bueno sí que pega el smog entonces. bomba nuclear? guau, eso es tenerle miedo a la ciudad!!

Margot/Cecilia dijo...

Sí, totalmente!!! Y me había quedado la imagen de Terminator, de Sara Connor cuando se convierte en esqueletito en la plaza.